Volver a entrenar es lo que necesitamos, pero hagámoslo con cautela, evitando lesionarnos. Hemos estado tiempo sin hacer ejercicio, aquí van nuestras recomendaciones.

Consejos de Maria Jesús Nuñez, Directora Médica de Healthing, y especialista en Medicina Deportiva, para volver a ponernos las zapatillas con el menor riesgo posible.

La vuelta debe ser paulatina

Ya podemos salir y hacer deporte, además, los federados sin restricciones de hora, igual que los profesionales. ¡Es un logro! Pero lo cierto es que todos, aficionados, nuevos deportistas y élite, hemos estado confinados demasiado tiempo y ahora queremos darlo todo.

La cuestión es que las lesiones nos acechan por doquier, nos enfrentamos a un estado físico desconocido.

Si hemos podido hacer bici en casa o disponemos de un tapiz rodante, podremos haber adaptado nuestros entrenamientos, pero es cierto que debemos ser cautelosos al salir. La musculatura, los tendones y articulaciones después de más de 6 semanas sin tocar asfalto pueden resentirse si no vamos en progresión.

Debemos darnos el tiempo necesario para la correcta adaptación, 10 días de pre-entrenamiento con carrera suave y alternando con caminata, hacer ejercicios de equilibrio, entrenar fuerza, y sobre todo, buscar zonas poco concurridas. En la 3ª semana podemos ir aumentando las tiradas, pero teniendo siempre en cuenta que los objetivos se han modificado, y no tenemos un reto mayor que el de conservar nuestra salud y mejorar poco a poco y sin lesiones nuestro rendimiento.

¿Es importante llevar mascarilla?

Siempre que no podamos guardar la distancia de 5-6m en carrera moderada o de 10m en intensa, o 20 – 30m en bici, es necesario llevarla cubriendo boca y nariz.

El motivo, se crean áreas de flujo intenso de aire con posibilidad de contagio. Sabemos que es incómodo y que disminuye el aporte de oxígeno, pero el beneficio de la protección es superior a la posibilidad de contagio.

¿Qué tengo que hacer para mejorar mi inmunidad?

Mis defensas se benefician de un estilo de vida saludable, así pues, la alimentación con abundantes frutas y verduras, pescados, sin alimentos procesados y abundante agua es uno de los puntos más transcendentales y a la vez fáciles.

El ejercicio contribuye al buen desarrollo de la inmunidad, siempre que no nos sobreentrenemos y produzcamos excesiva oxidación y lesiones con respuestas inflamatorias. La meditación mediante la respiración es otro puntal en estos tiempos, mantener a raya nuestro estrés, angustias o preocupaciones es vital para la inmunidad.

Y el sueño o descanso, que para el deportista supone una recuperación perfecta para poder afrontar el ejercicio con seguridad.

Existen suplementos como Vitamina C, Vitamina D, Selenio, Zinc, Omega 3, probióticos, todo vendrá bien en esta época.

Ánimo, ya estamos haciendo ejercicio y para nosotros es vida, hagámoslo con cabeza que es la única forma de llegar muy lejos y de cumplir nuestros retos.

 

Dra M Jesús Núñez Martí

Especialista en Medicina del Deporte

Directora Médica de Healthing

Agradecemos a Maria Jesús Nuñez sus consejos.

Actuando de manera sensata, evitaremos tener que volver al confinamiento, y tener que colgar una vez más las zapatillas.

Salir de la cuarentena tiene un ritmo, y guardar la alerta en nuestra vida cotidiana es imprescindible.