Tomar café tiene beneficios, si  se consume en el momento y de la calidad y cantidad adecuada. Debemos conocer sus propiedades y efectos para sacarle el máximo partido.

Tomar  café forma parte de las mañanas; los bares y cafeterías con sus grandes máquinas no dan abasto, con el alegre ruido de tazas,  platos y sus mil maneras de ofrecerlo al público. Unos lo consumen alegremente, otros, se plantean si no deberían dejarlo.

El café

Se obtiene de la semilla de un arbusto llamado Cafeto. Esta se muele, se tuesta, y  ya está lista para hacer una infusión que es lo que tomamos.

Lo que se valora en la semilla es que su fruto proporcione  un café con aroma, cuerpo, acidez apropiada, todo ello  resultará en dar buen sabor al paladar.

Para su cultivo se requiere calor y humedad;  dependiendo del suelo y el clima, el café será de mejor o peor calidad,  además, también hay distintas variedades de planta. Los más importantes son Robusta y Arabica.

El tostado es un proceso crucial cuyo  resultado final  es el producto que llega a nuestros hogares. Todo influye en el resultado  final. Y de su calidad se basan  los  beneficios para los que lo consumen.

Arabica: Su origen es Etiopía, y la semilla, es de color claro. No tiene mucha cafeína, pero sí tiene aroma y sabor muy agradables.

Del Arabica hay muchas variedades, de origen africano, pero  también de Colombia,  Indonesia, o Jamaica.

Robusta: Es un café con más contenido en cafeína, menos delicado, pero con fuerte sabor y aroma. Es más económico, su semilla más resistente, y es el que se utiliza para cafés instantáneos.

Una curiosidad

El café más caro del mundo se encuentra en las Islas de Java, Bali, y en la India. Se llama  Kopi Luwak, lo inquietante y curioso del tema es que es producto de granos de cafés semi-digeridos por unos animales llamados civetas, parecidos a los gatos.  Se recogen los granos de las heces, se limpian  y se procede al tostado.

Las enzimas digestivas de éstos animales suavizan la acidez del grano. En Estados Unidos, la taza de éste café puede costar 80 dólares.

Como siempre, los más desaprensivos acaban convirtiendo algo bueno, en un maltrato animal, enjaulando a las civetas en prisiones  mal acondicionadas, y haciendo de éste mercado más un atractivo turístico que buscar excelencia en la producción del café.

El tostado

Natural, donde se tuesta a una temperatura de entre 200 y 220 grados.

Torrefacto, se le agrega azúcar en el proceso del tostado. A veces tiene un sabor quemado, que indica que se ha pasado el tiempo de horno.

Beneficios para la salud

Un consumo moderado de café, no más de 3 tazas al día, de buena calidad, proporciona beneficios como:

  • Reparación del ADN, calma inflamaciones causadas por el estrés.
  • Mejora la sensibilidad de la insulina.
  • Reduce el riesgo de diferentes tipos de cáncer (próstata, colon, hepático).
  • Ayuda a la función desintoxicante del hígado.
  • Mejora la circulación.
  • Tiene propiedades antioxidantes
  • Para deportistas, aumenta la capacidad de resistencia.
  • Es ligeramente diurético.
  • Acelera el metabolismo.

Contraindicaciones

Tomar café (que no sea descafeinado) es tomar cafeína. Este principio activo produce unos efectos que todos conocemos, y que, por lo tanto, debemos dosificar según nuestro estado anímico y el momento del día en que nos lo tomemos.

Lo ideal es tomar una taza cuando nuestro nivel de cortisol está bajo, y necesitamos un aporte extra para subirlo.

Esto puede ser, por ejemplo, si te levantas a las 8 de la mañana, desayunas, lo normal es que hacia las 11 tengas una bajada de la hormona;  en éste momento, un café te ayuda a recuperar la energía, a “espabilar”, vuelves al trabajo con la mente más despierta.

Lo que es un completo error es ingerir excitantes, como el café u otros, cuando tu nivel de cortisol es alto.

Esto, que muchos de nosotros, a veces de manera inconsciente, hacemos, tiene unas consecuencias inmediatas;  aumenta el estrés, la ansiedad, el nerviosismo, el insomnio, y en vez de mejorar la claridad de la mente,  entras en confusión y agotamiento  suprarrenal.

Por lo que es importante reconocer esas fases en las que si tomas una taza de café, vas a conseguir el efecto buscado.

Las embarazadas deben limitar o incluso eliminar el café de su dieta, ya que la cafeína puede afectar al feto.

No podemos dejar de hacer mención de que el café es una bebida que se asocia a la amistad, a tener un rato de socializar, de estar en conversación.

En Madrid, tenemos, como el Café Gijón, sitios históricos, donde intelectuales se reunían para hablar y compartir  sus interesantes puntos de vista.