M.A.R.T.E., no es solo un planeta, son las siglas de una herramienta que compartimos para ayudar a alcanzar tus metas.

Alcanzar las metas

Como todos los años, el mes de Enero marca el inicio de una nueva etapa en nuestras vidas y, como viene siendo habitual, comenzamos a elaborar una lista de “buenos propósitos” que, a menudo, queda solo en eso, una “lista”.

Desde el área de psicología de Healthing te damos algunos consejos para que consigas alcanzar estos objetivos y cumplir el año tal y como te has propuesto hacerlo.

  1. No te marques muchos objetivos a la vez:

Es frecuente que, movidos por la euforia del año nuevo, nos propongamos multitud de retos a alcanzar. No está mal tener esa ilusión, pero tenemos que tener en cuenta que no podemos trabajar en todos a la vez, pues nos supondrá un esfuerzo enorme y un cambio tan drásticos que, en poco tiempo, nos veamos incapaces de mantenerlos.

Por eso, te aconsejamos que repartas tus objetivos a lo largo del año. Cómprate un calendario y anota un reto en cada mes. A lo largo del año habrás conseguido todo lo que te habías propuesto pero con menos esfuerzo. Recuerda, menos es más.

  1. Convierte todas tus metas en metas “M.A.R.T.E.”

 No va de irse a Marte, es más bien de aterrizar en el planeta tierra, y conseguir los propósitos que te has planteado para el año.

 

M.A.R.T.E. es una herramienta, un compañero de viaje para lograr los propósitos que te planteaste en fin de año.

Tienen que ser:

  • Medibles: Si te propones bajar de peso, por ejemplo, determina cuánto peso quieres bajar. Si vas a correr, concreta cuánto.
  • Alcanzables: Es importante que seas consciente de tus posibilidades, ya que un reto excesivamente elevado traerá, con mucha probabilidad, un fracaso y la consiguiente frustración, que repercutirán en tu autoestima y tu autoconfianza para alcanzar metas

Si tienes dudas, puedes consultar con los especialistas pertinentes, que te ayudarán a establecer una meta realista pero a la vez retadora.

  • Retadoras: Si bien es cierto que los objetivos tienen que ser alcanzables, también deben suponer un reto y conllevar un cierto esfuerzo. De este modo, cuando lo consigas, tendrás una gran sensación de logro y satisfacción personal.
  • Temporales: Márcate una fecha para conseguirlos y, paralelamente, un plan intermedio.
  • Específicos: Determina con detalle cuál es tu meta. Llevar una vida más saludable, por ejemplo, supone una meta muy amplia y poco específica, ya que está compuesta por una gran cantidad de sub-metas.

Puedes tener esa meta como algo general, pero deberás concretar mes a mes y de forma más específica cuál es la sub-meta sobre la que vas a trabajar.

  1. Afianza tus objetivos:

Recuerda que para conseguir un hábito hace falta 21 días de práctica continuada, pero para consolidarlo son necesarios alrededor de dos meses. Así pues el primer mes es el más difícil, y el segundo el más importante.

 

Si quieres saber más sobre cómo alcanzar metas, si sientes que a veces te falta fuerza de voluntad y que a menudo te cuesta cumplir tus metas,  consulta con nuestro departamento de psicología. Estaremos encantados de ayudarte a conseguir tus propósitos.

“Tips” para alcanzar tus metas
2 (40%) 1 voto