Ciertos alimentos que pudiéramos a priori considerar saludables, provocan una respuesta del sistema inmunitario que nos agota y perjudica. Podemos considerar hacernos un Test de Intolerancias Alimentarias.

Nos pasamos a veces mucho tiempo buscando la causa de ciertas dolencias, síntomas que nos quitan calidad de vida, sin llegar a ser graves. En ocasiones, nos acostumbramos a vivir con ellas, porque es asombrosa la capacidad de adaptación que tenemos las personas.

La alimentación es en bastantes ocasiones la culpable  de nuestros males. Al hacer cambios en nuestra forma de comer, conseguimos librarnos de esos molestos dolores de cabeza, de la rinitis, de problemas de digestión, de síntomas cutáneos, con los que luchábamos sin ganar la batalla.

Hacer un test de alimentos, es una forma de coger el toro por los cuernos, y recuperar la salud.

El Test de Intolerancias Alimentarias

¿Por qué hacer un Test de Intolerancias Alimentarias?  Es una forma fehaciente de saber cómo reacciona nuestro organismo, el sistema inmunológico ante una amplia lista de alimentos.

Se testa por la producción de Inmunoglobulina G (IGG). Hay algunos que dan poca reactividad, (*) otros mayor (**) y por último, otros que debemos claramente eliminar temporalmente de nuestra dieta (***).

El Test que realizamos en el Centro Médico Healthing,  se hace con una muestra de sangre, no hace falta estar en ayunas, y los resultados llegan en menos de una semana.

¿Quién puede estar especialmente interesado en hacer este Test?

Hay mucha sintomatología que puede eliminarse al saber por dónde debemos dirigir  nuestra alimentación;

  • Problemas digestivos: indigestión, estreñimiento, colon irritable, sensación de hinchazón.
  • Respiratorios: asma, alergias, rinitis crónica, etc.
  • Articulaciones: dolor en las articulaciones.
  • Dificultad en perder peso, retención de líquidos.
  • Dolores de cabeza, migrañas.
  • Ansiedad, insomnio, estrés.
  • Hiperactividad, falta de concentración, foco.
  • Dermatológico: eccemas, prurito, dermatitis.

El estrés en el sistema inmunológico tiene mucha sintomatología, además, imaginemos que somos, por ejemplo, intolerantes al gluten, o a la lactosa, y nuestro organismo lucha cada vez que, pensando en que estamos tomando calcio, lo que provocamos es una respuesta inmune del cuerpo.  Esto provoca que el sistema inmunitario se agote, y no sepa identificar al verdadero enemigo cuando este se presente, dejándonos sin la adecuada defensa.

Por lo tanto, es un Test de primera elección si tenemos cualquier de los anteriores síntomas.

Lo que se aconseja es dejar de comer lo que nos produce mayor reactividad. Nos lo indican mediante colores. Cuanto más rojo, más nocivo para la salud. Cuando hay menos reacción, va transformándose en más naranja, después pasa al amarillo, y lo que aceptamos y nos beneficia, de color verde.

En el momento en que hacemos una limpia de los alimentos que no nos convienen, es importante convertirnos en expertos lectores de etiquetas, porque sin saberlo, muchos de ellos pueden estar ocultos en ellos, por ejemplo, el agar-agar, es un conservante (E-406) que puede estar en conservas.

O si somos intolerantes a los frutos secos, éstos pueden encontrarse en trazas en el chocolate, etc.

Los lácteos, que son problemáticos con frecuencia, debemos ser conscientes de toda la gama de productos que los pueden contener, en mayor o menor medida, mantequillas, bollería, postres, yogures…

El test propone siempre alimentos alternativos, por ejemplo, se no puedes tomar trigo, se puede probar quínoa, centeno, harinas alternativas como la de garbanzo, … etc.

Pero no es el fin de los alimentos prohibidos, en un mes de haberlos eliminado de la dieta, se propone reincorporarlos uno a uno, y comprobar el efecto que tiene en la digestión, en la respiración, en nuestros dolores articulares.

El organismo, en poco tiempo va a relajarse, vamos a conseguir des- estresar el sistema inmunológico, y puede sorprendernos la facilidad con la que vamos a poder perder peso, eliminar líquido, acabar con la psoriasis, los eccemas, y recuperar la salud.

Cuando eliminamos el producto que está alterando nuestro sistema inmune, liberamos al organismo y le permitimos sanar.

Podemos apoyar el proceso de eliminación de reacciones  de los alimentos en el organismo con ayuda de algún suplemento de apoyo, como por ejemplo,  Fórmula Detox, de Laboratorio Longevitas, Livdetox de Laboratorio Douglas, Sily Fit, de 100% Natural.

No dudes en consultar con tu médico o nutricionista ante cualquier duda o consulta, en

el Centro Médico Healthing, estaremos encantados de poder ayudar.