Un Entrenador Personal cambia la vida. No solo hace que ir al gimnasio sea una experiencia amena y positiva, sino que los resultados van a ser visibles en poco tiempo.

Tener un entrenador personal

El Centro Médico Healthing  da máxima prioridad a la forma física.

Ya seas un deportista de élite, un aficionado, o te estés recuperando de una lesión, tener a tu lado un entrenador va a conseguir que tus sesiones en el gimnasio se optimicen,  que las metas a conseguir se adapten a tus necesidades  y estén programadas de forma profesional.

La misión del Entrenador Personal es múltiple:

  • Es un profesional que debe conocer tu estado físico. Si estás en mejor o peor forma, lesiones anteriores o actuales, cuáles son tus fortalezas y debilidades.
  • Debe saber que metas te has propuesto alcanzar, si son reales, excesivas o menores a tus capacidades.
  • Animar, motivar, hacer que el momento del entrenamiento sea ameno. Que no suponga un sacrificio inabordable, sino que cada sesión sea lo más entretenida posible, justa en el esfuerzo, eficaz en el resultado.
  • El Entrenador Personal establecerá un programa donde hará un seguimiento de los ejercicios propuestos, resultados obtenidos y metas por alcanzar.
  • En el Centro Médico Healthing, el Entrenador Personal está en contacto directo con los médicos y terapeutas del centro. De ésta manera, trabaja sobre seguro, unos y otros reciben la información médica para sacar el máximo partido a los entrenamientos del cliente.
  • Si le parece oportuno, puede recomendar al cliente hacerse algún test o prueba médica, o consultar al psicólogo o nutricionista o médico deportivo.
  • También, en el caso de que la preparación sea para mejorar en un deporte concreto, ayudará a que se realice con el menor riesgo físico, ayudando a mejorar la técnica (por ejemplo, en natación, carrera, bicicleta) apoyándose en los terapeutas especializados.

Cuando el gimnasio es una novedad

Cuando ir al gimnasio no forma parte de tu vida diaria, introducir la rutina de hacer deporte es tan  difícil que no es raro que acabe en fracaso.

Enfrentarse en solitario a una sala llena de gente que  se maneja con soltura por las máquinas, puede ser un desafío excesivo.

Sin embargo, de la mano de un entrenador personal,  vas a conseguir tus objetivos sin tanta dificultad,  eficacia y  seguridad de que no vas a terminar lesionándote o abandonando.

La mejor forma de comprender lo necesario que es entrenar, es ver los resultados que se obtienen en relativamente poco tiempo. Pero para llegar a ello, es necesario tener constancia, ya que no vale para nada machacarte un par de días y luego no volver.

Cada persona con una recomendación personal, el Entrenador Personal es la persona idónea para introducirnos en el mundo del fitness.

Llegar a una rutina semanal  que sea lo suficientemente intensa como para ver cambios pero no tanto como para que nos abrume, es clave para incorporar de forma permanente el ejercicio físico en nuestra agenda.

El Centro Médico Healthing cuenta con  tecnología punta para conseguir el máximo de tus entrenamientos, como el Redcord, el Imoove, el Alter G,  que nos dan un “plus” a la hora de dirigir los ejercicios más adecuados.

No dudes en llamar o ponerte en contacto con nosotros.

Tener un entrenador personal
3 (60%) 5 voto[s]