Las calles se llenan de corredores que desahogan el estrés dándose una buena carrera tan a menudo como pueden. Pero ¿Es saludable? ¿Has pensado en lo necesario que es la técnica de carrera?

Correr es sencillo, con poca parafernalia, puedes practicar este deporte.

En cualquier lugar, ciudad, campo o playa, sacamos las zapatillas,  una camiseta de algodón y no hace falta nada más. Bueno, algunos necesitan música a todo trapo para motivarse. Nada más.

Con el buen tiempo, los corredores se multiplican. Las ciudades se llenan de los colores chillones de las zapatillas de moda, los shorts y leggings de estampados llenos de imaginación, todo el ambiente se llena de alegría y camaradería cómplice entre los deportistas.

Pero para correr, y evitar lesiones, la cosa ya se complica un poco.

Necesitamos para estar sobre seguro, saber que no nos estamos haciendo daño. El golpe repetitivo mal ejecutado sobre nuestros huesos, músculos, tendones, etc nos puede producir una lesión que podemos evitar si acudimos a las personas adecuadas para que analicen nuestra forma de correr.

La Técnica de Carrera es fundamental para cualquier corredor que quiera poder hacerlo mucho tiempo sumando beneficios para su cuerpo.

Porque es verdad que es un deporte “barato” pero puede salir caro en sesiones de fisioterapia y reparación de cartílagos, tendones, problemas de rodillas y caderas en la mesa de operaciones.

Por lo que hoy hemos recibido en el Centro Médico Healthing una instrucción por nuestro técnico de cómo se hace la Técnica de Carrera.

Técnica de Carrera

Cuando haces una prueba de cómo corres, el examen es completo. Examinan  postura, tu fuerza, la flexibilidad. Porque todo ello influye en la forma de correr.

Después, analizan la zancada con imagen en el ordenador. Observan la forma de pisar, cómo repartes el peso, qué parte del pie apoyas primero, como se comportan los tobillos. De éste análisis, se verá la repercusión en el resto del cuerpo.

Todo influye. El cuello, la flexión hacia delante, el movimiento de los brazos.

También tienen muy en cuenta la fuerza del impulso hacia delante.

Una vez tienen  los parámetros examinados y analizados, empiezan a explicar de qué forma tienes que correr. Qué tienes que cambiar. Cuáles son los errores que cometes en cada zancada.

Porque no eres consciente, pero probablemente, tienes mucho que mejorar. Piensa, que en carrera un mal movimiento repetido constantemente es un daño  continuo a una articulación, al músculo, a la espalda.

Son muchas cosas. Tantas que recomendamos encarecidamente que no las obvies. Correr es aparentemente fácil, pero en realidad no lo es.

Requiere una técnica. Unas zapatillas. Pero no cualquier zapatilla, sino la que se adapta a tus características personales y únicas.

Nuestro técnico, Alvaro Porres, va a hacerte unas recomendaciones muy precisas sobre este asunto.

Necesitas una fuerza muscular. Si no la tienes, necesitas adquirirla. Con ejercicios, con un entrenador personal que te acompañe, ayude y aconseje. Si no te puedes permitir uno, por lo menos un grupo de corredores dirigidos por alguien experto, que controle.

No pienses que entrenar para correr es solo ponerse a ello. Tiene mucho de entrenamiento de fuerza, de estiramiento, de trabajo de fondo.

Correr es muy  exigente desde el punto de vista físico. Además de Técnica de Carrera, deberías realizar una Prueba de Esfuerzo para conocer cómo andas de forma física, y saber hasta donde puedes llegar en los entrenamientos.

Dependiendo de qué tipo de corredor seas, si te gustan los maratones, o eres  más de fin de semana, te van a recomendar diferentes propuestas para que tu carrera acabe en la buena meta.

Tampoco quiero dejar sin mención la hidratación. Todo corredor tiene que tener muy en cuenta que no se debe perder líquido sin reponerlo. Y la nutrición. En el Centro Médico Healthing, nuestra nutricionista experta en deporte, te dará las mejores pautas.

¿Por qué correr crea adicción? Es difícil encontrar un ejercicio aeróbico que tenga los mismos efectos de bienestar, que la carrera. Las endorfinas, hormonas causantes de esta sensación, son las culpables. Y es difícil que otro deporte nos haga sentir el mismo «subidón» que nos da la carrera.

Pero ten en cuenta que el deporte extremo, el exceso de desgaste, no es recomendable para la salud.