Las Setas y los Hongos  tienen mucho que aportarnos. En  poco tiempo, la época de su recolección adornará  los bosques con sus colores. ¿Cuál es su uso terapéutico?

Os hablamos hoy de las setas y sus características terapéuticas porque son un suplemento idóneo para reforzar el sistema inmunológico y poder vencer así al virus. Toma buena nota, las setas son poderosas.

Setas y Hongos, ¿Cuál es la diferencia?

El hongo, crece debajo de la tierra, mientras que la seta es la parte que está por encima. Si queremos buscar otro símil, podemos decir que el hongo es como el árbol, y la seta, el fruto.

Cuando las condiciones meteorológicas estresan al hongo,  comienza la reproducción, por lo que podemos considerar que la seta es el órgano reproductor del hongo.

Decir que vamos a comer un “revuelto de hongos” es erróneo, ya que ésta parte no es comestible, lo que tenemos en el plato es un “revuelto de setas”

Tienen múltiples propiedades para la salud, tanto en forma de suplemento como incluidas en el plato:

  • Son bajas en calorías.
  • Previenen la caída del pelo, porque son ricos en hierro, selenio, cobre y otros minerales que enriquecen el folículo piloso.
  • Son beneficiosas para el corazón, regulan la tensión y bajan los índices de colesterol.
  • Se están haciendo estudios sobre el uso de setas medicinales para tratamientos oncológicos.
  • Ayudan a mejorar la memoria, gracias al hierro y al magnesio
  • Para el control de la glucemia, son bajos en hidratos de carbono, y contienen vitaminas del grupo B, vitamina c y proteínas.
  • Para la piel, mantiene la hidratación y la tersura, por ser ricas en agua, y en cobre que beneficia la producción de colágeno. También favorece la circulación y es antioxidante.
  • Colaboran en la desintoxicación hepática, gracias al selenio, alcaliniza el ph del organismo.
  • Antinflamatorias y cicatrizantes, ayudan en patologías diversas como la artritis, y mejoran la capacidad de regenerar heridas.

Son muchos los beneficios descritos por los estudios de las setas.

Composición

90% agua,  4% proteína, 4% hidratos de carbono, menos del 1% grasas. Son ricas en fibra, por lo que son buenas para mejorar el tracto intestinal. Bajas en sodio, pero ricas en potasio y fósforo,  vitamina C y grupo B.

El antioxidante más importante que contiene es el betaglucano.

Las setas se cultivan para elaborar cápsulas cuya concentración  multiplica sus propiedades   de sanación. Hay muchas, vamos a resumir las características de las más importantes.

Champiñón del Sol, Agaricus Blazei

Recomendado en alergias, regula el sistema inmunitario, ayuda en procesos infecciosos.

Cola de Pavo, Coriolus Versicolor

Sus glicoproteínas, (PSK) han sido muy estudiadas en procesos oncológicos. También tiene propiedades antivirales.

Coprinus

Rica en Vanadio, su uso está estudiado en relación al control de la glucemia.

Cordiceps

Adaptógeno, estimulador de la energía vital. Potencia la producción de espermatozoides, siendo así recomendado en tratamientos de fertilidad.

Maitake, Grifola  Frondosa

Activador del metabolismo, ayuda en la detoxificación. Control de peso, triglicéridos, hipertensión.

Polyporus Umbelatus

Detoxificación y drenaje. Apoyo del sistema respiratorio, urinario. Elimina toxinas, edemas.

Melena de León

Tiene propiedades específicas protectoras del intestino.

Reishi  Ganoderma Lucidum

Es la seta de la longevidad, protege el sistema inmune, antioxidante, síntesis proteica, … etc. En la época milenaria en Japón, se reservaba únicamente a la familia imperial.

 

Las setas son ricas en enzimas, antioxidantes (beta-glucanos) vitaminas y minerales y aminoácidos.

Su consumo en suplementación multiplica su función terapéutica. España  tiene una importante producción en Galicia, ya que es una región donde se dan las características necesarias para su crecimiento.

Aunque el precio de su consumo es elevado, sus beneficios para la salud también lo son.  Claro está, la sinergia de los elementos de un producto natural, no tiene comparación con el uso de productos elaborados químicamente en los laboratorios.

Ya sea como parte de tu menú, o si decides probarlo en suplementación, la micología forma parte de la riquísima oferta nutricional y terapéutica que nos ofrece la naturaleza.

Su uso medicinal es desconocido por la mayoría.  Tiene entre otras ventajas la falta de contraindicaciones. Se puede consumir, a no ser que se tenga alguna alergia o intolerancia concreta a las setas,  con cualquier medicación previa.

El Centro Médico Healthing, te puede ayudar en caso de que requieras ampliar la información o si estás pensando que podrías beneficiarte  de ésta herramienta terapéutica.