Planifica lo que te apetece hacer con tiempo. Vas a economizar, aprovechar mejor las vacaciones y “recargar las pilas”

Llegan unos días de descanso, de diversión, de cambiar de aires. Pensemos con calma qué queremos hacer con ellos. A lo mejor, no es cuestión de viajar a países remotos y pegarnos una gran paliza.  Hacer deporte, compartir con nuestros amigos una experiencia diferente, dedicar más tiempo a la familia o… a nosotros mismos, que somos a veces los primeros grandes olvidados.

Planificar con tiempo las vacaciones de Semana Santa

Nos ayudará no solo a economizar, que en todo bolsillo gusta, sino a dar en la diana sobre qué es lo que realmente nos apetece más.

Trecking con la familia, o con amigos.

¿Os habéis dado cuenta de cómo está todo de bonito no lejos de Madrid? Hay tantas opciones como queramos, más o menos dificultad, con hoteles perfectos, paisajes ideales, comida de primera, procesiones emocionantes.

Ya sea en la Sierra de Madrid, en Cuenca o Guadalajara,  hay mucha opción.

Porque, además, como no tenemos tantos días, no es mala cosa no desperdiciar horas de coche ni de avión ni tren, a la vuelta de la esquina también nos espera el paraíso.

El objetivo es descansar, desconectar, reír, disfrutar.

Hacer ejercicio, reflexionar sobre cómo llevamos el año, si estamos o no haciendo lo que queremos  y /o debemos.

¿Y si le sacamos el polvo a la bicicleta que tenemos olvidada en el garaje?

Estamos en el momento perfecto para hacer bici. El clima acompaña. Organiza una excursión con los que más quieres por una vía verde que  más te apetezca.

Aunque el camino sea fácil, siempre pedalear cansa, sobre todo si no tienes la precaución de hacer un bike- fiting. En el Centro Médico Healthing te lo hacemos.

Si te va la gastronomía

Cada provincia española tiene platos increíbles para descubrir.  Casas rurales, hotelitos llenos de encanto por donde puedes organizar un circuito perfecto.

Pero, no olvides el deporte, el ejercicio, y la moderación en la mesa.

Combina la comida con el deporte que más te guste, ya sea golf, tenis, equitación, caminar, o lo que decidas.

Si lo tuyo es más radical

A lo mejor necesitas más “tralla” y lo que te va es el parapente, el puenting, la escalada o el paracaidismo.

En estos casos, no seas imprudente, llega con la forma física que el deporte requiere, asegúrate  de minimizar los riesgos.

Otra opción

En ocasiones tenemos la idea de que cuanto más hacemos mejor va a ser el plan. Hacer se ha convertido en el verbo “rey”.

Propongo “dejar de hacer”, estar más tranquilos, que  nos dé tiempo de leer,  hablar, pasear.

Puede sonar a priori aburrido.  Pero a lo mejor te sorprende descubrir cosas sobre ti mismo que desconocías, tener  más tiempo y paciencia para conocer también cosas sobre los demás, escucharles y escucharte.

Un amigo querido cada vez que llega su cumpleaños, y ya va teniendo unos cuantos, le pregunto qué es lo que quiere que le regale, y todos los años me responde lo mismo “tiempo”.

Tiempo para estar juntos, hablar o callar, compartir música o aficiones,  y tantas otras cosas.

Esta es mi propuesta “estrella” para la Semana Santa”. Regala tiempo a tus amigos. Y a ti mismo.

 

Puntúa este artículo