Cristian Casseus  ha dado una charla en Healthing dándonos pautas y claves para cuidar nuestro corazón.

 

Cristian nos hizo una exposición práctica donde cada uno preguntaba las dudas sobre el tema del corazón a todos los que estábamos ahí reunidos.

Nos explicó que el corazón es el músculo eje, el que hace posible que los demás ejecuten los entrenamientos que hacemos. Por lo que es importante que se desarrolle en paralelo  al ejercicio que estamos desarrollando.

Hizo hincapié en el entrenamiento HIT, o de alta intensidad. Para que  el corazón se beneficie del ejercicio, tenemos que llegar al cansancio. Si paseamos sin llegar a sudar, a hacer un esfuerzo, no sirve.

Claro, siempre es mejor caminar que no hacer nada. Pero el beneficio y la diferencia se consiguen  con esfuerzo.

Es más saludable para el corazón sano un entrenamiento HIT, porque además hace que la célula produzca mayor número de mitocondrias (organela de la célula encargada de la energía) que un entrenamiento largo como el de un maratoniano, que termina desgastando en exceso  las articulaciones, produciendo más lesión al cuerpo.

Aboga por llevar tres comidas al día, no cinco. Y que éstas sean ricas en proteína, grasa e hidratos de carbono de lenta asimilación.

Hay que tener en cuenta el índice glucémico de los alimentos. Lo importante es tener unos buenos hábitos de vida. Un día te puedes comer lo que sea, pero en cuanto puedas, volver a tu rutina saludable. También es recomendable controlar el consumo de alcohol. Además, los lácteos no son apropiados para todo el mundo.

Al desaparecer la inflamación, el cuerpo se recupera por sí mismo.

Tiene un programa on-line donde va cambiando la rutina de alimentación haciendo dos cambios por semana.

Pero recomienda no intentar hacer el cambio ni sólo ni bruscamente, sino apoyados por un grupo y un médico.

El entrenamiento HIT

El entrenamiento de alta intensidad es muy eficaz. Está en nuestra genética hacer un esfuerzo rápido pero corto en el tiempo.

El ADN se modifica, mejora la tolerancia a la glucosa, se produce un mayor número de mitocondrias, aumenta la hormona del crecimiento, se alarga la vida.

Además, se consigue en poco tiempo reacciones que con menos intensidad y mayor tiempo no se consiguen. ¡Las personas que no pueden dedicar horas al ejercicio están salvadas!

Hay rutinas de 12 minutos, con resultados comprobados.

 

Tanto beneficio tiene que ir acompañado de sentido común. Y para eso recomendamos hacer antes de empezar a realizar éste tipo de entrenamiento una prueba de esfuerzo, y un ecocardiograma.

 

Resumen de charla de Cardiología por Cristian Casseus
Puntúa este artículo