Los aminoácidos deben formar parte de nuestra alimentación. Pero por distintos motivos, a veces tenemos un déficit. Vamos a ver porqué.

Empecemos por el principio, ¿Qué son los aminoácidos?

Los aminoácidos son las unidades más elementales de las proteínas, y están compuestas por hidrógeno, oxigeno, carbono y nitrógeno.

En la naturaleza, se producen reacciones químicas, que consiguen unir a los aminoácidos  formando péptidos, tripéptidos, etc hasta llegar a polipéptidos, que son las proteínas.

Estas son, por tanto, macromoléculas,  resultado de la unión de cadenas de aminoácidos.

Aminoácidos esenciales y no esenciales.

Hay muchas formas de clasificar los aminoácidos, pero vamos a explicar la que más nos interesa:

  • Aminoácidos esenciales: son aquellos que no podemos sintetizar, que debemos ingerir en la dieta.

Si no los tenemos, el desarrollo, crecimiento del hombre, no se realiza correctamente, ni se repara  el tejido dañado.

  • Aminoácidos no esenciales: aquellos que el organismo si es capaz de producir por sí mismo.

Si nos detenemos en los que se consideran esenciales, estos son:

  • Lisina; inhibe el desarrollo de virus, se usa para eliminar herpes.
  • Valina; se usa como fuente de energía para la musculatura.
  • Leucina; es uno de los de cadena ramificada (BCAA) para la síntesis proteica, junto con la valina y la isoleucina. Estimula la producción de insulina, ayuda en la curación de heridas.
  • Isoleucina, su falta produce problemas mentales y de depresión, formación de hemoglobina y tejido muscular.
  • Metionina; reducción de grasas, reducción del colesterol.
  • Treonina; para formación de anticuerpos y colágeno.
  • Triptófano; síntesis de melanina y serotonina.
  • Fenilalanina; es precursor del estado de ánimo, sensación de bienestar, regulan las endorfinas
  • Arginina; cicatrización de heridas, sistema inmune, formación de esperma, precursor del neurotransmisor gaba.
  • Histidina; relacionado con la formación de hemoglobina.

Los no esenciales:

  • Ácido aspártico; resistencia, mejora el rendimiento físico, cansancio crónico.
  • Ácido glutámico; comparte las propiedades del anterior, es excitatorio.
  • Alanina; crecimiento muscular, desarrollo.
  • Asparagina; disminuye la fatiga, memoria a corto plazo.
  • Cisteina; antioxidante, protege de radiaciones.
  • Glicina; forma parte de la hemoglobina, es relajante.
  • Glutamina; precursor de neurotransmisores del sistema nervioso central, sistema gastro-intestinal.
  • Prolina; cartílagos, articulaciones, tendones.
  • Serina; sistema inmunológico, anticuerpos.
  • Tirosina; precursor de la hormona tiroxina.

Aminoácidos y alimentación

Tal y como hemos visto, obtenemos los aminoácidos de las proteínas.

Es muy importante que éstas sean de calidad, ya sea proteína de origen animal, que sea de origen ecológico, evitar el pescado de piscifactorías, lácteos que provengan de animales de pasto, etc. O de origen vegetal, procedente de legumbres, cereales, frutos secos y semillas.

En el huevo encontramos todos los aminoácidos esenciales que necesitamos. Será esencial, además, que lo cocinemos de forma adecuada, y que el huevo sea ecológico, de gallinas criadas en libertad.

Las legumbres, al tratarse de un alimento de origen vegetal, no cuenta con todos los aminoácidos esenciales en su composición. Es por esto muy recomendable tomarlas junto con cereales, para así completar la cadena de aminoácidos (los aminoácidos de un alimento se complementan con los aminoácidos del otro):

Unas lentejas con arroz sería una combinación estupenda. Así como una ensalada de verduras, garbanzos y quinoa.

 

La suplementación

Diferentes factores pueden hacer necesaria la suplementación;

  • si tu entrenamiento es exigente, y necesitas un plus para evitar la aparición de fatiga, mejorar la reparación y regeneración de la musculatura, recomendamos aminoácidos de cadena ramificada (BCAA), así como la Glutamina.
  • estados carenciales, debido al estrés, veganos, vegetarianos, dietas de adelgazamiento, fibromialgia, dietas para enfermedades hepáticas y renales, cáncer…
  • personas de cierta edad que toman menos proteína en la dieta, o tienen problemas de absorción.
  • en tratamientos de pérdida de peso
  • disbiosis intestinal
  • anti-envejecimiento.

Síntomas que puedes tener si estas en déficit de aminoácidos

Como están implicados en la mayor parte de los procesos metabólicos, su carencia puede dar:

  • Mal humor, ansiedad
  • Dificultad en curar heridas
  • Problemas digestivos. Permeabilidad intestinal aumentada. Disbiosis.
  • Confusión, dificultad para concentrarse
  • Colesterol LDL elevado
  • Problemas gastrointestinales
  • Menstruación irregular
  • Cansancio a la hora de hacer ejercicio
  • Dificultad para perder peso

Test de Aminoácidos

Mediante la realización de éste test, podrás saber con exactitud  si tienes los aminoácidos adecuados en sangre, y uno por uno en qué proporción están.

Así, tanto la alimentación como, en su caso la utilización de suplementos adicionales la podremos establecer con un mayor rigor.

Se realiza en el Centro Médico Healthing