¿Por qué cada vez nos encontramos con parejas que tienen problemas de fertilidad? ¿Qué estamos haciendo para merecernos esto?

Han aumentado los problemas de fertilidad

No es en absoluto inusual encontrar parejas con problemas de fertilidad.

Afecta tanto a hombres como mujeres, y es un fenómeno cada vez más  frecuente que causa preocupación.

Frustración, parejas rotas, tratamientos extenuantes para conseguir el deseado embarazo, nos metemos en una vorágine que podríamos evitar cuidando de nuestra salud de forma sensata.

¿Qué afecta a la fertilidad?

La infertilidad puede estar originada por problemas físicos, como disfunción  en los órganos reproductores tanto masculinos como femeninos, (endometriosis, menopausia, medicación, eyaculación precoz, etc)  en éste campo no nos vamos a meter, pero hay otras causas, en donde sí podemos ayudar, y son tan simples como fáciles de corregir:

  1. La alimentación.

La industria alimentaria ha hecho una apuesta por la cantidad en detrimento de la calidad. Tenemos de todo, en cualquier estación del año. Pero lo que comemos contiene menos vitaminas, minerales, oligoelementos. Además, no olvidemos la contaminación, los pesticidas, las sustancias químicas, las hormonas, a las que estamos expuestos cuando comemos.

¿La solución? Comer mejor, comprar comida de calidad, ir más al mercado en vez de a los súper-mercados, saber lo que es la comida real, asegurarnos de estar bien nutridos.

  1. El estrés.

El estrés causa infertilidad. Porque fisiológicamente, si nuestro organismo está en “modo” luchar, o huir, que es lo que nos producen las hormonas del estrés,  el cuerpo también interpreta que no es buen momento para la reproducción, que hay que esperar a momentos más tranquilos.

Por ello, el estrés es enemigo a batir. Revisa las rutinas, mira bien en qué distribuyes las horas del día y donde puedes meter algo que te lleve a relajarte, al descanso, a la tranquilidad.

  1. La medicación.

La medicación también puede afectar. Los tratamientos hormonales, los antidepresivos, ansiolíticos, afectan a la hormona prolactina, alteran  los ciclos ovulatorios de la mujer.

Los corticoides también favorecen la infertilidad, reducen el esperma y alteran la producción de óvulos.

Los tratamientos  contra el cáncer también afectan  la fertilidad, así como los  de la hipertensión.

Por supuesto, si vas a hacer cualquier modificación en la medicación, no lo hagas si no es con el apoyo de tu médico.

 

  1. El tabaco y el alcohol

También son elementos que afectan negativamente a la fertilidad. La contaminación, si eres fumador pasivo, y la ingesta de alcohol resta calidad al esperma y dificulta las buenas relaciones sexuales.

  1. El peso y la edad

Es importante el peso adecuado. Tanto la obesidad como la extrema delgadez afectan un adecuado funcionamiento de los órganos reproductores.

La edad, sobre todo en la mujer a partir de los 35-40 años es importante, ya que el ovulo pierde calidad. El hombre sufre menos este brusco descenso en la edad fértil, pero el esperma también pierde atributos.

El ejercicio físico juega un papel importante en la salud general, y por lo tanto, también incide en la fertilidad.

Suplementación para la fertilidad

Podemos proponer unos suplementos que ayuden a estar en las mejores condiciones para concebir. Pero cada caso debe ser analizado y asesorado por un especialista.

Antioxidantes;  nosotros os podemos proponer los de los laboratorios Douglas, Ultra Preventive o Picnogenol.

Omega 3, para corregir estados inflamatorios. Tenemos en el Centro Médico la mejor selección de Omega 3.

Complejo de vitaminas y minerales, Adrenplus 300, de laboratorios Douglas.

Vitamina C,  Ester C, que no acidifica el organismo.

Sereniten plus, para gestionar el estrés.