Dónde hay más peligro de contagio? ¿Cómo podemos asegurarnos de no ponernos en riesgo, y así contribuir a mantener el Covid a raya?

Donde tenemos menos peligro de contagio

Vemos en la prensa y en las noticias diariamente como aumenta de manera vertiginosa el ritmo de contagios, y con ello tememos que vuelvan a colapsarse los hospitales y las UCIS.

Ni siquiera en nuestra propia casa estamos seguros de estar libres de poder contraer el virus.  Porque si convivimos con personas que salen, no son conscientes, y se reúnen con amigos, y luego vuelven junto a nosotros, ya estamos en peligro de infectarnos.

La única manera de detener esta pandemia es que cada uno seamos responsables, evitando ponernos y poner en riesgo a las personas con las que convivimos.

Los contagiados sin síntomas son sin saberlo causantes de mucha propagación.

Fiestas, botellones, reuniones sin mascarilla de gran número de personas, sin precaución de ningún tipo, son el pan de cada día.

No estamos más seguros en casa. La tranquilidad la vamos a encontrar en que cada empresa, cada familia, cada grupo de amigos, sepa que su comportamiento es fundamental para acabar con la situación de riesgo que vivimos.

¿Se puede hacer un ranking de donde estar más a salvo?

Yo, personalmente, de lo que me fío es de la responsabilidad y la profesionalidad.

Cuando entras en Reebok, tanto en Madrid como en La Finca, te das cuenta de que las medidas que han tomado van incluso más allá de lo que el gobierno indica.

No escatiman ninguna medida para hacerte sentir bien, termómetro a la entrada, mascarillas, geles, separación entre las personas, mamparas, limpieza en profundidad, y un ambiente de consciencia de las precauciones que hay que tomar.

El peligro de contagio está en bajar la guardia, en la insensatez de las reuniones sin protección de excesivo número de personas, y en los centros que relajan o no pueden permitirse acceder a la máxima seguridad por falta de medios o responsabilidad.

El peligro de contagio no lo vamos a solucionar quedándonos en casa. Cualquier asintomático llega y nos trae el virus de la manera más inocente.

Mantenerse a salvo

La mejor manera de estar lo más protegidos posible de contraer el virus es ser responsables de manera individual.

Si pensamos que nos hemos podido contagiar, aislarnos, hacernos el test.

Aunque estemos bien, sin sintomatología, no está de más hacernos una prueba, para estar seguros.

No asistir a ningún evento sin que para ello pidan un PCR negativo.

No relajar las costumbres del lavado de manos y distanciamiento social.

Ir a sitios donde se tomen en serio las medidas de higiene y seguridad, donde te sientes seguro porque sabes que han puesto los medios de conseguir un ambiente protegido.

Ocuparte de tu propia salud, manteniendo un equilibrio de ejercicio, nutrición y descanso en tu rutina diaria.

No es cuestión de quedarse en casa, sino de actuar responsablemente.

Las consecuencias son imprevisibles.

Es difícil hacer una previsión, si las cosas siguen así, de qué nos puede deparar los meses en los que entramos. El  cambio de estación, con el riesgo que ello supone, tampoco ayuda a tranquilizarnos.

Pero a ello hay que añadir el colapso en la economía, la paralización, cierre de empresas, puede convertir en catastrófico el panorama, una vez más, para las empresas y personas más vulnerables.

Es por ello que queremos pediros a todos responsabilidad, consciencia de que la situación puede mejorar si todos contribuimos, de que no debemos bajar la guardia, y de que de lo primero que debemos ocuparnos, es de nosotros mismos, y de no ser, aunque sea de forma involuntaria, propagadores del virus.

El Centro Médico Healthing tiene un programa Covid, a unos precios competitivos, que recomendamos a todos. Incluye 10 Test rápidos, para asegurarnos de nuestra inmunidad, a realizar cada 10 o 15 días.