Damos unos datos importantes sobre la disbiosis intestinal, detallando algo más la invasión por la Cándida Albicans, por su frecuencia.

Nuestra fauna interior

Ya estamos todos más o menos familiarizados con el concepto de Microbioma Intestinal, y aceptamos a los “bichitos” que conviven con nosotros, que, en equilibrio, nos ayudan a estar bien, metabolizar, digerir, y absorber nutrientes.

Incluso ayudan a sintetizar vitaminas y a reforzar el sistema inmunológico.

Vamos a daros algún dato interesante:

  • Una persona sana tiene trillones de microbios y más de 100 millones de bacterias. Esto es un número mayor que el número de células del organismo.
  • La dieta, los genes, la edad, intervienen en el estado de salud y enfermedad y determinan la flora que nos habita.
  • El peso de las bacterias es aproximadamente de 2 kg.
  • Un tercio de la materia fecal consiste en bacterias muertas.
  • El 70 por ciento del sistema inmune está localizado en el intestino.

Cuando el sistema está en equilibrio,

  • Dentro del ecosistema intestinal, se equilibra la propagación de bacterias dañinas.
  • Ayudan a la digestión y absorción de nutrientes.
  • Activan vitaminas.
  • Cambian genes, pudiendo contribuir a prevenir el cáncer y procesos inflamatorios del intestino.

 

Test de Disbiosis Intestinal

Se produce una situación de disbiosis cuando hay un desequilibrio entre parásitos patógenos y saludables, provocando unos síntomas negativos para la salud de la persona.

El consumo de antibióticos, el estrés, la dieta, pueden estar detrás de la disbiosis.

Podemos sentir:

Por lo que si tienes cualquiera de éstos síntomas, te animamos a que realices el test.

 

La cándida albicans

Es un hongo, una levadura que vive en el intestino delgado, y se encuentra en el 80% de las personas.

Fácilmente se aprovecha de las oportunidades de salir de su espacio natural, e invade otros lugares donde puede provocar patología.

Es la culpable de algunos casos de permeabilidad intestinal, irrita la mucosa y la inflama.

La permeabilidad intestinal está por detrás de:

  • Fatiga crónica
  • Fibromialgia
  • Alergias
  • Depresión
  • Trastornos de la piel

Se puede manifestar de varias maneras, como picazón, vaginitis, aftas o manchas blancas orales.

En éste último caso podemos utilizar un tratamiento local, a base de aceites esenciales y aceite de coco.

Que podemos hacer

Después de tener el diagnóstico del estado del microbioma intestinal, el consejo del Centro Médico de Healthing es venir y seguir el tratamiento que recomienda la Doctora Camino Diez, consistente en una dieta, unos suplementos y un estilo de vida saludable para recuperar la salud.

Hay que ser paciente y constante. Las bacterias patógenas son oportunistas, y en cuanto ven la ocasión, no la dejan pasar.

Por lo que el tratamiento debe ser riguroso, para no dejar que “campen a sus anchas” las bacterias nocivas.