Los beneficios del coco son tantos que la lista se vuelve interminable. Vamos a ver unos cuantos.

El coco nos remonta a paraísos exóticos, a playas de arenas blancas, a sonido relajante del mar y olor a flores. Los beneficios del coco además de llevarnos a soñar con la naturaleza, nos aportan más.

¿Qué tiene el coco?

Es un alimento rico en grasa saturada. Un 86% del total por lo que es un alimento energético.

Cuando hablamos de grasas saturadas, nos ponemos en guardia, ya que enseguida lo conectamos a perjudicial para la salud. Pero éste es de cadena media, lo que lo otorga muchos más beneficios que contraindicaciones.

Contiene poca proteína. Tan sólo 3,3 gramos por cada 100 gramos. Tiene fibra, (10,5 g por cada 100g) vitamina E, grupo B, y en cuanto a minerales, fósforo, potasio, magnesio y calcio.

Hay muchos estudios científicos y literatura acerca de los beneficios del coco para la salud. Libros que hablan de sus propiedades desde todos los puntos imaginables, desde emocionales, hasta físicos.

Vamos a ver si podemos hacer un resumen.

El agua de coco

Es el líquido más preciado, un auténtico néctar producto del propio filtrado de la pulpa del fruto.

Consumido desde hace siglos por sus propiedades rehidratantes, refrescantes, alimenticias. Contenida en el interior, es un verdadero regalo de la naturaleza.

No tiene mucho sabor, tan solo un leve aroma, y su color no es muy transparente, a veces, incluso opaco.

Al ser rico en vitaminas y minerales, el agua de coco es un gran recuperador tanto para convalecencias como para deportistas. Limpia, nutre, es un verdadero elixir de salud.

El aceite de coco

Es vegetal, saturado en un 92%. Tiene ácido láurico, que es un componente de la leche materna. Esta característica le confiere grandes propiedades benéficas para la salud.

Se obtiene de la presión de la pulpa, y su uso muy extendido en los países asiáticos en gastronomía, están conquistando el mercado occidental gracias a los estudios sobre sus sorprendentes propiedades.

Tiene la peculiaridad de solidificar por debajo de los 23 grados, a partir de aquí, se convierte en un líquido transparente.

El aceite de coco es el que mejor aguanta las altas temperaturas, por lo que está más indicado para cocinar que nuestro aceite de oliva.

Vamos a enumerar alguno de sus beneficios para la salud:

  1. Sorprendentemente, es una grasa que ayuda en dietas de adelgazamiento. Es saciante, ralentiza la digestión, eliminando o calmando la sensación de hambre.
  2. En mujeres lactantes, el consumo de aceite de coco ayuda a una mayor producción, y de mejor calidad. La dosis sería de tres cucharaditas y media.
  3. Colabora en la absorción de calcio y magnesio, ayuda en la formación de dientes y huesos.
  4. Digestión. El aceite de coco tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas, por lo que es tratamiento de eficacia para infecciones del tracto digestivo, como Helicobacter Pylori, para Síndrome de Intestino Permeable, Colon irritable.
  5. La grasa del aceite de coco es cicatrizante, protege la mucosa digestiva, ayuda en la cura de úlceras y gastritis, esofagitis.
  6. Da energía. Ayuda en la recuperación de los deportistas.
  7. Estimula el metabolismo, ayuda en la función del tiroides, disminuye la grasa no deseada, aumenta el músculo.
  8. Control de la glucemia en sangre. Ideal para diabéticos, o personas que necesiten controlar su nivel de azúcar para mejorar la salud.
  9. Mejora la función pulmonar.
  10. Para una mujer embarazada, la nutre, protege contra infecciones, previene la diabetes gestacional.
  11. Evita la oxidación de los ácidos grasos.
  12. Para la piel, evita la flacidez, mejora el tono.
  13. Un masaje con aceite de coco, es una buena terapia para aliviar el estrés.
  14. Magnesio y Calcio, dos protagonistas importantes para la salud, encuentran en el aceite de coco un gran aliado para su adecuada absorción.
  15. Tomado después de comer, ayuda en los reflujos e indigestiones.
  16. Se utiliza por vía tópica para las hemorroides, tanto externas como internas.

¡Podríamos seguir enumerando usos del aceite de coco hasta aburrirnos!

También, para el tratamiento de la gingivitis es eficaz. Usado como pasta de dientes, o haciendo masaje en las encías y en toda la boca, por su poder antiparasitario, limpia en profundidad. Después escupe en el lavabo, no te lo tragues.

Prueba a cocinar con él, te sorprenderá su buen sabor.

Mezclado con sal o azúcar, es un buen exfoliante para la piel, incluso las manchas de edad mejoran con el uso diario de aceite.

Como mascarilla para el pelo, nutriente para las cutículas, ojos secos, eccemas, acné,…

El aceite de coco mejora la salud.

Para mejorar su absorción, es conveniente comerlo con las comidas, mezclado con otras grasas, como el Omega 3.

Incluirlo en la cocina, en tu cuidado cosmético, en tus smoothies. Solo tienes que comprar uno que sea de primera presión en frío, de buena calidad.