Las líneas de investigación siguen su curso, la vacuna todavía no está lista. Los anticuerpos monoclonales son una posible vía que ha sido testada en otras pandemias con éxito.

En busca de una terapia segura

No hay duda, cada vez conocemos mejor la forma de actuar del virus Covid 19. La manera que tiene éste minúsculo bichito de atacar, invadir e incluso matar a sus huéspedes, no nos es ajena.

El virus que consigue entrar en un nuevo cuerpo, se aloja generalmente en la garganta. Ahí empieza su labor de multiplicarse, destruyendo e invadiendo células para poder reproducirse.

En éste momento, ya notamos los primeros síntomas, y el cuerpo empieza la reacción defensiva. El virus continúa su progresión invasora, y ahora, si puede va a invadir otros órganos, como los pulmones. Entramos en una fase más peligrosa.

Pero casi todos los infectados superan el virus sin tratamiento. Porque el organismo reacciona, y detiene la propagación. Pero otros lo pasan peor, llegando a sufrir graves consecuencias.

Los laboratorios están trabajando a destajo para encontrar la vacuna. El tratamiento en los hospitales ya está mejor protocolizado, sabiendo en cada momento, y para cada persona que medicación hay que dar.

Los pacientes que han superado la enfermedad generan anticuerpos. Y es aquí donde entra la terapia de la que os queremos hablar.

Tratamiento con anticuerpos monoclonales

No es una completa novedad, pero es una puerta abierta, con resultados sorprendentes.

La terapia con anticuerpos monoclonales consiste en extraer anticuerpos de una persona que ha superado el Covid 19, y replicarlo en el laboratorio, para introducirlos en pacientes enfermos que sus organismos están inmunodeprimidos, y que sus cuerpos no son capaces de defenderse.

Esta terapia se ha llevado  cabo con éxito en pacientes con Sida, y en varios tipos de cáncer.

La cura con plasma convaleciente, procedente de una persona recuperada, es también utilizada, pero en el caso de la clonación del anticuerpo específico, la recuperación del paciente está mejor direccionada.

La base está en reproducir en el laboratorio una selección de anticuerpos con capacidad de combatir el virus. De ésta forma, se hace efectiva la detención de la proliferación de la infección por los órganos vitales.

Este método es más sencillo de lanzar al mercado que la vacuna, y además, al tener un periodo de incubación largo, se protege a la persona reforzando su inmunidad desde el inicio de la infección.

La pandemia está siguiendo su curso. Los gráficos de contagios son preocupantes. Nadie sabe lo que va a pasar en septiembre, solo vemos que el verano pasa, y que la bajada del termómetro puede ser otro factor de preocupación.

La vacuna está todavía en ciernes, y seguimos recomendando la prevención, la cautela, y el sentido común.

Irán saliendo soluciones tomadas por la vía rápida de las que tenemos que ser recelosos. Ninguna solución tomada por las prisas a mí me daría confianza.

Por lo que hagamos lo que sabemos, mantener el organismo en buen estado, fortalecer la musculatura haciendo ejercicio diario, controlar el peso con una nutrición saludable, evitar los procesos inflamatorios que son preludio de problemas mayores, gestionar el estrés y el necesario descanso para que nuestro sistema inmunológico esté capacitado para defendernos.

Respirar aire limpio, caminar por el campo, mantener una adecuada hidratación, no bajar la guardia en cuanto al distanciamiento social, lavado de manos, y mascarilla, son ya muchas medidas que nos van a mantener en buen estado de salud.

El Centro Médico Healthing ofrece todos los servicios y asesoramiento que necesitas para sentirte seguro. El equipo médico, formado por personal altamente cualificado, está a tu disposición para hacer un plan general para empezar con buen pie los desafíos a los que nos vamos a tener que enfrentar en la vuelta a casa.

Forma física, entrenamiento, bienestar, nutrición, análisis completo de sangre para estar seguros de cuál es nuestro punto de partida, y a dónde queremos llegar, acompañándote en todo el proceso para que sea eficaz y cómodo de realizar.

Se puede dejar para mañana pocas cosas, y lo que seguro no debemos postergar es sentirnos bien, estar tranquilos con nuestra salud, y a partir de ahí, seguro que seremos capaces de enfrentar cualquier desafío que la vida nos plantee.