La suplementación no es inocua, tiene efectos, y también interacciones con la medicación que tomamos.

La suplementación o complejos vitamínicos o nutricionales están a la orden del día. ¿Son adecuados para nosotros? ¿Estamos sencillamente tirando el dinero, o incluso nos perjudican la salud?

De donde sacamos las vitaminas

En el mundo ideal, las debemos obtener de la alimentación. Para estar seguros de obtener todas las vitaminas que necesitamos, ésta debe ser variada, que combinemos frutas y verduras de todos los colores y sabores;  carne y pescado de procedencia ecológica, huevos,… todo cuanto más “eco” mejor.

La buena combinación de los tres grupos alimenticios, lípidos, glúcidos y proteínas, y que el sistema digestivo esté en condiciones, nos daría seguridad de que nuestro organismo dispone de lo necesario.

Pero desafortunadamente, esto no ocurre.

Cuando nos encontramos cansados, faltos de energía, nos “chutamos” unas vitaminas que nos recomiendan un poco a ciegas, sin saber demasiado bien que nos estamos tomando.

Consejo Healthing: test de vitaminas y minerales

Porque no queremos jugar con la salud.

Mediante este test, averiguamos  de forma certera si necesitamos tomar algún suplemento vitamínico o no. Y en su caso, de qué tenemos carencia; así  vamos a dar en la diana con un 100% de posibilidades de éxito.

Que nuestra suplementación sea la adecuada es fundamental. Así  como la recomendación médica es no auto-recetarse, para evitar efectos secundarios indeseables, lo mismo sucede con los suplementos de compramos en el herbolario o parafarmacias.

Tenemos que ser cautos a la hora de tomar suplementos

 

Aunque la suplementación se etiquete como refuerzo en la alimentación, tienen una proporción alta de principios activos en su composición en comparación con lo que comemos, y por lo tanto su consumo tiene unos efectos y unas consecuencias.

Por ejemplo, la cantidad  de vitamina C que contiene un suplemento es mucho más alta de la que puede contener una naranja o un kiwi. Esto hay que tenerlo en consideración antes de empezar a tomar incluso esta vitamina, que en principio puede parecer inocua.

A tener en cuenta

Los suplementos interactúan con la medicación, por lo tanto hay que medir bien que se puede recomendar sin peligro para la  salud del que lo consume.

Podemos fácilmente estar tomando  un suplemento tenga un efecto diurético sin saberlo,  y  la persona está tomando medicación para la diuresis; el efecto de éste se verá multiplicado.

También puede suceder al revés, puede ser que estemos tomando un tranquilizante, y luego nos tomemos un suplemento que tenga en su composición excitantes, por lo que estaríamos buscando un efecto y el contrario, esto tampoco tiene mucho sentido.

Los suplementación funciona, y esto es porque tiene alta concentración de principios activos. No pensemos que son  inocuos.

Es verdad que los productos, al ser naturales, la intoxicación es rara aún consumido en dosis altas, pero pensemos que incluso si abusamos del consumo de manzanas, el cuerpo lo rechaza.

La manera de estar tranquilos en éste aspecto es mediante el Test de Vitaminas y Minerales. Así, sabemos que no jugamos a ciegas con nuestra salud.

Veamos los efectos de algún suplemento de uso frecuente:

 

  • VITAMINA C

Puede interactuar con tratamientos contra el cáncer, al igual que otros antioxidantes, sobre todo a concentraciones elevadas.

Reduce la eficacia de las estatinas y la niacina para protección cardíaca.

A dosis elevadas, puede provocar diarrea, náusea y cólicos estomacales

En personas con hemocromatosis, (exceso de hierro), la vitamina C puede ser perjudicial.

Su efecto se reduce por el consumo de alcohol.

 

  • SUPLEMENTACION DE VITAMINAS

 

Puede interferir con tratamientos y medicación contra el cáncer, debido a su acción antioxidante.

Licua la sangre, precaución en caso de tener prevista una cirugía o tratamiento bucal que implique sangrado.

 

  • Hipovitaminosis y sistema digestivo

Si la alimentación es adecuada, debemos echarle un vistazo a la salud digestiva si tenemos síntomas de carencias.

Puede suceder que no estemos absorbiendo los alimentos por tener un problema de inflamación intestinal, o malabsorción,  debido a múltiples causas, por lo que también, gracias al Test de vitaminas y minerales, vamos a ir al fondo de la cuestión; que es hasta qué punto las vitaminas están metiladas, es decir, en su forma activa en sangre.

La carga genética también tiene un papel que no debemos obviar.

Celebremos las navidades , podemos elegir deliciosos alimentos saludables para disfrutar de ellos sin perjudicar nuestro organismo, frutas y verduras de calidad, prescindir lo más posible de los azúcares, y así además les daremos a nuestros pequeños buen ejemplo a seguir, para no inducirles a llevar una mala alimentación que a la larga les perjudique.

 

 

 

 

 

Las vitaminas. Elegir las adecuadas.
1 (20%) 1 voto