El vinagre de manzana es un elixir lleno de propiedades benéficas, son tantas que son difíciles de enumerar. Los deportistas deberían incluirlo en su dieta diaria.

Pocas mesas en España prescinden del aceite de oliva, lo conocemos y respetamos. Pero su compañero de siempre, el vinagre, es como el amigo invisible. Y tiene mucho que aportar. Queremos reivindicar las bondades del vinagre.

 

El tradicional vinagre, está algo olvidado. Sustituido por otros aderezos, no tiene el papel principal que junto con el aceite de oliva ha disfrutado desde… siempre.

Pues ha llegado el momento de reivindicar su puesto, y recordar que sus propiedades son muy interesantes, tanto, que no debe faltar en nuestra dieta.

El vinagre, un elixir lleno de propiedades sorprendentes.

El secreto reside en el proceso de fermentación. Mediante el fermento, el azúcar del jugo de manzana se transforma en ácido acético, armando con su poder benéfico a ésta bebida.

Se conoce su consumo desde tiempos muy remotos, Hipócrates lo recetaba para la tos, mezclado con miel, y a partir de ahí, siempre ha estado presente como bebida curativa.

El ácido acético es el causante de tanto beneficio. Potasio, magnesio, probióticos, enzimas…le confieren propiedades casi mágicas para la salud, sin encontrar contraindicaciones.

El vinagre para los corredores

Pocos aficionados a correr conocen hasta qué punto el vinagre puede ayudar en carrera.

  1. Regulador del ph.

Un enemigo que acecha a los corredores son los calambres. Incluir un poco de vinagre en la bebida, te va a cubrir la pérdida de magnesio y potasio, y al terminar el entrenamiento, la recuperación de los electrolitos está asegurada con su ingesta.

  1. Elimina el mal olor

Si notas que el olor al correr es especialmente malo, las propiedades antibacterianas del vinagre van a ser tu aliado para neutralizarlo.

Lo que tienes que hacer es ponerte en las axilas unas gotas, y el problema estará solucionado.

  1. Controla el azúcar en sangre

Por lo que es recomendable para los diabéticos. Uno de los temores de los deportistas es la llegada de la “pájara”, cuando sientes una necesidad urgente de azúcar.

El vinagre regula la glucemia, manteniéndote alejado de los picos que te llevan a desfallecer.

  1. Ayuda gastrointestinal

Su riqueza en enzimas, probióticos, lo convierten en un aliado de las digestiones. Mejora el ph gástrico, y  la microbiota intestinal.

Incluso, cuando sientes ardor estomacal, una cucharada de vinagre puede sacarte del episodio.

Acelera el metabolismo, es un importante coadyuvante en dietas de adelgazamiento.

  1. Proporciona energía.

Tiene poder desintoxicante, energético, regulador de la glucemia, y del ph. Todo esto proporciona un extra de fuerza, para convertirte en su mejor aliado.

Mejora el sistema cardiovascular. Aplicado de manera tópica, alivia las venas varicosas tanto en apariencia como el dolor que pueden producir.

  1. Tiene propiedades diuréticas

En el sistema de detoxificación, el sistema renal drena residuos tóxicos.

  1. Lo puedes aplicar vía tópica para aliviar las picaduras de bichos.
  2. También, aplicado en la piel, alivia de las quemaduras del sol. Combate las verrugas.
  3. Es antinflamatorio, alivia los dolores de la tendinitis, artritis, enfermedades que cursan con inflamación.

Otros beneficios

  • Acné, reduce las marcas, mejora el ph de la piel y limpia en profundidad el cutis. Aplicado como tónico, ayuda a prevenir la aparición de los signos del acné. También reduce las manchas.
  • Si lo usas para el cabello, descubrirás que soluciona el problema tan frecuente de la caspa, y confiere un brillo espectacular al cuero cabelludo.
  • También se utiliza para la limpieza del hogar, y como repelente de insectos en la agricultura ecológica.

No veo por qué no reintroducir el vinagre de manzana en tu dieta diaria. Además es muy sencillo de introducir en la dieta, en cualquier plato.

Con un par de cucharaditas, que además tienen pocas calorías, descubrirás por ti solo, todos los beneficios de éste precioso elixir, y lo volverás a poner todos los días en tu mesa para tu consumo y de todos los de casa.

Cuando vayas a comprar, elige uno a ser posible orgánico, mejor algo turbio, sin pasteurizar,  lo que indica que tiene su capital enzimático, y los probióticos, intactos, por lo que te va a aportar todos los beneficios que te hemos enumerado.

Al servirlo en el plato, agítalo para que sus elementos se dispersen en todo el contenido.

Si eres un “cocinitas” elaborar el vinagre en casa es sencillo, tan solo tienes que comprar las manzanas ecológicas, extraerles el jugo, dejarlas reposar en un vaso de cristal y esperar a la fermentación. Después cuelas las manzanas y ya tienes tu vinagre de manzana listo para consumir.