Las picaduras de mosquito son molestas, y muy frecuentes. Vienen a enturbiar el momento del atardecer en la terraza con  los amigos.

El Centro Médico Healthing quiere que pases un buen verano. Las molestas picaduras de mosquito las podemos intentar esquivar, veamos cómo.

Las picaduras del mosquito

No son  solamente molestas, ya que éste pequeño insecto mata a más personas en el mundo que las serpientes y los leones. 725.000 personas al año, mueren por enfermedades transmitidas por las picaduras del mosquito, frente a los 450.000 asesinatos producidos por la mano del hombre, los 40.000 muertos por picaduras de serpiente, o los 10 por ataques de tiburón.

El pequeño insecto es muy resistente, se reproducen por huevos que la hembra sitúa en las paredes de receptáculos de agua;  un vaso, un neumático, agua estancada es el lugar perfecto, y los huevos pueden esperar hasta 8 meses a la espera de las mejores condiciones para eclosionar.

Del huevo sale una larva, ésta se convierte en crisálida, y de ahí, se termina el ciclo con el mosquito adulto.

Pueden vivir tanto fuera como en el interior de las casas, y no se mueven más de unos 50 metros de sus fuentes de alimento, que son los animales, y las personas.

Necesitan la sangre para poner huevos, y sólo las hembras pican, los machos se alimentan de néctar.

El insecto, siempre cerca de la víctima, viaja cerca de nosotros. Su temperatura ideal son los 25 grados, pero son adaptables a los nuevos desafíos, y están empezando a poder vivir en ambientes más fríos.

¿Por qué el mosquito zumba en el oído antes de picar?

Parece como si te quisiera avisar de que eres su víctima elegida, pero en realidad no es así.  No sería lógico, porque la reacción inmediata es el manotazo, aunque  el que suele salir más perjudicado es la propia víctima, y el zumbador, indemne.

Ahora sí, te ha fastidiado el sueño.

Ese aleteo es una comunicación con sus congéneres,  es como una alerta sexual para los machos. Sin ese ruido, no se mueven. Al escucharlo entran en un frenesí, como si fuera el disparo de salida de un concurso de reproducción.

Los mosquitos son más amigos de la pobreza

Por las condiciones higiénicas, ya que necesitan esa agua estancada para conseguir reproducirse con éxito.

En Méjico, frontera con Estados Unidos, la diferencia entre la afectación de enfermedades por picaduras de mosquitos es de 10-1.

La elección de la mejor víctima.

¿Por qué te eligen a ti, y no a tu vecino? Estamos en la terraza al anochecer, que es el momento propicio para que el animal salga a cazar, cuando empieza el ataque.

Unos son más proclives a llevarse el picotazo.

¿Qué guía al mosquito en la elección?

Lo primero que guía al insecto sobre dónde acudir, es el dióxido de carbono que emitimos. Pero eso es común a todos.

Después, se ha comprobado cómo las bacterias de la piel influyen en que tu brazo o pierna les resulte bocado más apetitoso.

Cada uno tenemos un olor, una química, temperatura, vapor de agua y color de la ropa. Estas variables, el cazador las tiene en cuenta para elegir a su presa.

Los compuestos químicos los produce la colonia de microbios que cohabitan en nuestra piel. El sudor tiene unos compuestos volátiles que el insecto capta por el sistema olfativo, que está situado en sus antenas.

El olor de cada persona es característico y único, y depende de su genética y de lo que le rodea.

Los individuos con mayor diversidad de microbios se llevan el papel protagonista en para convertirse en víctimas de la picadura del mosquito.

Esta puede ser una explicación para saber la razón misteriosa de que tú seas el elegido.

Otra vez, nos encontramos con nuestras amigas las bacterias influyendo en nuestra vida diaria.

Está claro que no podemos hacer nada para evitar ser quien somos, intentemos por lo tanto evitar que nos ataquen no utilizando colores que les atraigan, como el negro.

Como tampoco podemos evitar respirar, ya que como vimos el dióxido de carbono es su principal guía hacia nuestra carne, otras cosas que les atrae es no bañarte, moverte, el sudor, la alta temperatura del cuerpo, usar perfumes, sobre todo les gusta los florales, les encanta la crema, y que no te laves los pies.

En cuanto a comida, tienen especial atracción por las personas que comen queso, y beben cerveza.

La picadura del mosquito es tan del verano como las chanclas para ir a pasear. Ahora ya estás avisado, tienes mejores defensas para no ser su primer plato.