Repasamos cuales son las funciones de la vitamina d en nuestro cuerpo, vemos los problemas de su carencia, y analizamos las fuentes tanto de sol como dietéticas o de suplementos.

Deberíamos ser “exportadores” de vitamina D, ya que nuestro país disfruta de sol durante todo el año,  sin embargo nos encontramos con que nuestra población está padeciendo déficit de ésta vitamina tan importante.

La vitamina D no es como las demás, que debemos consumirlas a través de la alimentación, ésta se obtiene a través del sol. En caso de deficiencia, se puede suplementar, pero a través de los rayos solares su absorción es más eficaz.

 

La vitamina  D es liposoluble,  se transforma a través del colesterol en su forma activa, para el buen funcionamiento orgánico.

¿Qué función tiene la vitamina D?

Interviene en muchas funciones metabólicas:

  • Regulación del calcio en sangre.
  • Regulación del nivel del fósforo en sangre.
  • Influye en el buen funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Salud cardiaca
  • Buen estado de las arterias.
  • Salud cerebral.
  • Estado anímico.

 

Vemos la importancia que tiene a todos los niveles. Los grupos que más necesidad tienen de tener un nivel óptimo de vitamina  D son los niños en desarrollo, las mujeres a partir de los 50 años  y los adultos mayores. El buen desarrollo del sistema óseo depende en gran medida de ésta vitamina.

Síntomas de déficit de vitamina D

En el análisis de sangre anual  es conveniente verificar nuestro nivel de vitamina D, pero sobre todo si observamos:

  • Una debilidad de nuestros huesos, facturas frecuentes, lesiones, osteopenia, osteoporosis.
  • Fragilidad dental
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Infecciones frecuentes
  • Enfermedades autoinmunes
  • Ansiedad, depresión

A tomar el sol

¡Con la precaución que nos da el sentido común!

En muchos casos no tomamos adecuadamente el sol;

  • Por el miedo a las radiaciones solares. Nos protegemos del sol tapándonos con ropa, sombrero, gafas; esa es la sabia recomendación de los dermatólogos por la creciente incidencia de cáncer de piel. Pero tomar el sol, no a mediodía cuando los rayos son nocivos, entre 10 y 15 minutos nos proporciona la dosis de vitamina D que necesitamos.
  • Por nuestro trabajo. Entramos a trabajar pronto por la mañana, y no salimos a la luz del día hasta que volvemos al atardecer a nuestros hogares. No “cargamos” las pilas.

Fuentes alimenticias de vitamina D

Las principales fuentes son los pescados grasos, salmón, atún, arenque, los huevos, la leche entera y los derivados lácteos.

Hay en suplementación una amplia oferta. Si necesita complementar para tener un nivel equilibrado, déjese aconsejar por un terapeuta especializado.

 

El Microbioma Intestinal

Tiene un papel muy importante por su función en la absorción de vitaminas a través de su permeabilidad. Si nuestro estado intestinal no es adecuado, hay que incidir en su recuperación.

Alimentarnos adecuadamente, y, en su caso, tomar un suplemento de pro y prebióticos de calidad.

 

Los riñones y el hígado

Estos son los órganos encargados de activar la VITAMINA D en nuestro cuerpo. Un problema renal podría ser la causa de nuestro déficit, y un problema hepático también.

Revisemos el estado general de nuestros órganos.

 

Alimentación

Encontramos muchas personas que no consumen grasas por miedo a subir de peso, o por problemas de colesterol. Un nivel demasiado bajo de  grasas en el cuerpo impide la buena absorción de vitamina D.

Recomendamos la ingesta de grasas saludables, tanto de origen vegetal, como la que encontramos en los frutos secos o los aguacates, como animal, pescados grasos, carnes ecológicas, huevos y lácteos.

 

Nos inspiramos en nuestros abuelos

Es de rigor apreciar la sabiduría de nuestros abuelos. Hoy muchos de nosotros estamos lejos de los pueblos, donde en las puertas de sus casas ponen unas sillas y salen a tomar el sol y a charlar todos los días. Tomemos buena nota.

 

Otras consideraciones

La falta de vitamina D está vinculada a ciertos cánceres, como el colorrectal, el prostático y el de seno.

También tiene que ver con los problemas de obesidad, y de insulino-resistencia.

Esto puede deberse al papel que tiene la vitamina d en el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

 

Consejos o recomendaciones

Hágase en su chequeo anual una revisión de su nivel de vitamina D.

Salga a tomar el sol, todos los días durante unos 10 o 15 minutos.

Si tiene un bebé, niño, deje que le dé el sol unos minutos, para asegurar su nivel vitamínico.

Consuma grasas saludables. De animales bien alimentados, orgánicos, ecológicos. Huevos y leche de origen certificado.