La suplementación en ciertos momentos de la vida, son una herramienta para mejorar la salud indispensable, pero ¿Qué hay que tomar?

La suplementación

Es frecuente que hoy en día estemos carentes de algunos nutrientes básicos para cubrir nuestras necesidades diarias de vitaminas y minerales.

Es un hecho, y todos los días lo comprobamos al hacer test y análisis. Falta de vitamina D, de B12, de minerales, como el hierro o el zinc, faltos de ácidos grasos esenciales… estas carencias en edades tempranas pueden pasar desapercibidas, pero acaban dando la cara tarde o temprano.

Después, si eres deportista, o padeces alguna dolencia, o sientes que tu sistema inmunológico necesita un refuerzo, estás embarazada, o simplemente quieres prevenir que aparezcan prematuramente signos de envejecimiento, la suplementación correcta es la mejor arma.

No estamos animando a cualquiera a tomar cualquier cosa. Muchos creen que los suplementos no sirven para nada. Esto es un error. Lo que es cierto, es que hay que tomar lo correcto, y en la dosis necesaria.

Además, no hay que tener prisa. Normalmente, el efecto tarda unas semanas, o meses en sentirse, porque no es lo mismo que tomarse un medicamento.

Hay muchos suplementos, con principios activos diversos y enfocados en distintas áreas de actuación.

Es importante buscar calidad.

Y, como los suplementos incorporan a nuestra rutina dosis potentes de sustancias, no penséis que no importa cuánto ni como os lo toméis, hay que ser rigurosos en las instrucciones de cada suplemento.

Por ejemplo, los Omega 3, debemos consumirlos después de las comidas, con el estómago lleno. Nunca en ayunas. Sin embargo, otros, es importante tomarlos con el estómago vacío, como la suplementación con setas.

Lo más importante, saber qué es lo adecuado para cada uno, no “auto-suplementarse” porque los principios activos de la suplementación pueden interactuar de manera negativa, con la medicación que puedas estar tomando.

Puede ser que estés tomando algo para licuar la sangre, y una planta que haga lo contrario, por lo que estarías restando capacidad a la medicina. O lo contrario, entonces estarías multiplicando el efecto, lo que puede llevar a perjuicio en lugar de salud.

En otoño, es un buen momento para hacer un “détox”, y preparar el organismo para el invierno.

Todos, cada uno con su situación, podemos pensar de qué manera realizar ésta limpieza. Unos podremos ir con más intensidad, otros menos. Nadie es igual al de al lado.

Para ello, la suplementación es una gran aliada.

Si lo que quieres es reforzar tu sistema inmune, por el riesgo de Covid 19, o ya lo has contraído y te sientes fatigado y con secuelas, también la suplementación es importante.

Para las mujeres embarazadas, es importante que no carezcan de los nutrientes esenciales necesarios para que todo vaya sobre ruedas.

Los deportistas necesitan también una nutrición especial, rica en antioxidantes y ácidos grasos,  evitando de ésta manera posibles lesiones y deficiencias nutricionales.

A partir de cierta edad, hay una suplementación necesaria para suplir las carencias que vamos teniendo. Un tratamiento anti-aging debe incluir vitaminas y minerales, antioxidantes y omegas para cubrir las necesidades y prolongar lo máximo posible la mejor calidad de vida.

Desde que el Centro Médico Healthing abrió sus puertas, estamos en continua búsqueda de cuáles son los mejores productos para nuestros clientes.

Hemos llegado a una selección que pensamos va a ser de tu entera satisfacción.

Nos estamos adelantando al Black Friday, y, para que aproveches el momento, ofrecemos en todos los suplementos un descuento del 15%, y lo vamos a mantener hasta el próximo 4 de diciembre a tu disposición.

Ven y aprovecha la ocasión. Infórmate y pregunta a nuestros profesionales qué te recomiendan, y empieza desde hoy mismo a cuidarte.