La migraña duele, es incapacitante, aparece de repente y no sabemos qué hacer. Veamos cómo el Centro Médico Healthing te puede ayudar.

Que es la migraña

La migraña es una patología que cursa con un dolor de cabeza agudo, y dependiendo de la intensidad puede estar acompañado de náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz y al sonido. A veces, el dolor se sitúa en un lado de la cabeza, es pulsátil, o también  se localiza entre las cejas.

Es una enfermedad incapacitante, tarda entre 4 y 72 horas en desaparecer, y la frecuencia varía. Las mujeres padecen migrañas más que los hombres.

La causa que la origina no se sabe de manera completa, pero encontramos varios factores que la dispara.

  • Fluctuaciones hormonales, mujeres que toman la píldora, pre-menopausia, menopausia.
  • Estrés, problemas de sueño, descanso.
  • Alimentación.
  • Cambios de temperatura. Cambios de altitud.
  • Deshidratación.
  • Ruidos. Olores.

Una de las migrañas más características es la del nervio trigémino.

El nervio trigémino tiene un papel en la transmisión de éste dolor tan intenso, llevando una información exagerada al bulbo raquídeo.

Recomendaciones

  • En cuanto a alimentación, localizar que tipo de comida te puede estar desencadenando el problema. Te proponemos un Test de Intolerancias Alimentarias. Mediante éste Test, identificamos los alimentos que provocan ésta reacción tan dolorosa. Hay ciertos alimentos que puedes empezar a evitar, como los que contienen gluten, los lácteos, el azúcar, la levadura, los cítricos, las carnes curadas, el alcohol, (especialmente la cerveza y el vino), los endulzantes artificiales, la cafeína.
  • Mindfulness, ayuda para combatir el estrés, el Test de Sueño, gestión de las preocupaciones, todas estas situaciones disparan la migraña, y hay herramientas que te pueden ayudar a que desaparezcan.
  • Cuidado con el aire acondicionado. Los cambios de temperatura que experimentamos con las elevadas temperaturas de la calle, y el frio intenso al subir en el coche o al estar en casa o entrar en una tienda o restaurante, puede provocar el ataque de migraña.
  • Si el problema es hormonal, consulta con tu ginecólogo cómo podrías subsanar este momento de tu vida con otra vía.
  • Para ayudarte a saber qué es lo que causa el dolor en ti, lleva un diario en donde cuentes lo que has comido, cosas que te hayan sucedido, te ayudará en la reflexión de averiguar cuál es el origen en tu caso de que se dispare el dolor.

Ayuda con suplementación

Se ha comprobado que las personas que sufren migrañas, tienen un estrés oxidativo exagerado, una disfunción mitocondrial, y un déficit de ciertas vitaminas que os relatamos:

  • Rivoflavina, vitamina B2, se ha visto que las personas con migrañas tienen déficit de ésta vitamina, y con una suplementación mejoran la duración y la intensidad de la enfermedad.
  • Vitamina B6, B12, Ácido fólico. Las mejoras en los pacientes que suplementan con vitaminas del grupo B, en dos o tres meses, son evidentes.
  • Magnesio, es otro mineral del que la mayoría de las personas están en déficit, y su ingesta es fácil y segura. Si no quieres tomar pastillas, te recordamos que los alimentos ricos en magnesio son: almendras, anacardos, espinacas, aguacate, patatas, arroz integral, productos cárnicos procedentes de ganadería ecológica, así como lácteos, intentando asegurarnos de su origen.
  • Coenzima Q10, ésta sustancia es fundamental para dar una ayuda a la producción de energía ATP, para la correcta función mitocondrial.
  • Vitamina D, ahora que estamos con la piel expuesta a los rayos del sol, ésta es la mejor manera de asegurarnos una correcta cantidad de Vitamina D, siempre que sepamos no llegar a quemarnos.

Otras recomendaciones

Como la luz excesiva, los ruidos altos, los cambios de altitud y temperatura también son causantes del dolor de cabeza, intenta evitarlos. Incluso olores fuertes, aunque resulten agradables, pueden provocar el ataque.

Revisa los productos de limpieza que utilizas en casa, muchos de ellos pueden contener químicos volátiles que produzcan, reacciones en tu organismo. También los jabones para lavar la ropa, suavizante, pueden estar causando que se dispare la jaqueca.

Ahora, con los mosquitos, dejamos enchufado en las habitaciones donde descansamos líquidos que emanan de forma continua veneno para repeler insectos, seamos conscientes de que aunque a nosotros no nos mate, tampoco contribuye a que respiremos mejor. Utilicemos otras maneras de protegernos de sus picaduras tan molestas, teniendo cuidado con dejar las ventanas abiertas con luz encendida, o con mosquiteras.

Observa tus reacciones, escríbelas y llega a las conclusiones de qué es lo que te causa llegar a tener un episodio de tan desagradable dolor.

Con paciencia, perseverancia, y evitando exponerte a lo que tu cuerpo no tolera, vas a conseguir evitar o minimizar los ataques de migraña.