¿Qué es la Histamina? Es una molécula que se encuentra ampliamente extendida en las células del cuerpo.

Todos los alérgicos lo saben, ya que cuando llega el momento, la vida se hace mucho más difícil. Moqueo, ojos llorosos, estornudos incontrolables. Una tortura. ¿Solución? Ir corriendo a la farmacia para comprar antihistamínicos.

Pero ¿Qué es la histamina?

La histamina es una molécula que se fabrica en las células del cuerpo, mastocitos, neuronas, basófilos, células gástricas, …

La producción no es solo endógena, sino también la consumimos a través de los alimentos.

¿Su misión?

Básicamente, tres:

  1. Mediador inflamatorio. El organismo, al entrar un enemigo en el organismo, manda rápidamente histamina mediante los glóbulos blancos para combatir virus, bacterias. Si eres alérgico, la inflamación se produce ante el alérgeno, exagerando la reacción ante, por ejemplo, el polen, pelo de los animales…
  2. Es un mediador en la fabricación de ácido clorhídrico en el estómago.
  3. En el ciclo vigilia-sueño, la histamina es importante para el estado de alerta, y adaptación en el ciclo circadiano.

¿Cuándo aparece el problema?

Cuando hay un exceso en sangre. Puede ocurrir en los casos de alergia. Aquí, la producción es endógena.

Otra, por consumo de, por ejemplo, pescado azul contaminado con bacterias que inducen la producción de histamina.

La sustancia debe ser controlada por una enzima, la diaminooxidasa (DA0) fabricada en los riñones, el hígado, la placenta. La falta de DAO, hace que los niveles de histamina en sangre se mantengan elevados.

¿Qué ocurre con las alergias?

Al reconocer el organismo una proteína como enemiga, se produce inmunoglobulina E, Ige, éstas se encuentran en la membrana de  basófilos y mastocitos. La unión causa liberación de histamina, sustancia como hemos dicho pro-inflamatoria. Aunque la sustancia no sea nociva, la reacción es rápida y agresiva, pudiendo llegar a ser  grave.

Hay cuatro receptores de histamina en las moléculas: RH1, RH2, RH3, RH4.

La medicación antihistamínica bloquea la unión con dos de estos receptores:

  • RH1, medicación para rinitis, problemas alérgicos respiratorios. (Ebastel, Loratadina)
  • RH2, indicado para problemas gástricos, antiácidos (Famotidina, Ranitidina)
  • Para RH3, RH4, se está investigando, todavía no se ha encontrado nada.

¿Cómo podemos controlar?

  1. La histamina es un metabolito del aminoácido histidina. Si sospechamos, por la rapidez de los síntomas al consumir un alimento, por ejemplo, ponernos rojos al tomar vino, lo primero que podemos hacer es consumir productos frescos, frutas y verduras, que no hayan sido congeladas, ni por supuesto, recalentadas.
  2. Eliminar fuentes: precocinados, queso curado, embutidos.
  3. Bajar el consumo de cítricos, y chocolate.
  4. Importante: hacer un estudio de disbiosis intestinal, los parásitos pueden ser la clave.
  5. Hidratarse, ayuda a eliminar el exceso de histamina. 8 vasos de agua diarios.
  6. Suplementos, como la vitamina C, la Quercetina, la vitamina B6.
  7. Evitar saborizantes, conservantes, que contienen grandes cantidades de histamina.
  8. Modera el consumo de alcohol.

En el caso de alergias, e intolerancias es muy  importante la salud intestinal. La pared del intestino puede estar inflamada, causando una hiperpermeabilidad causante de la incorporación al torrente sanguíneo de sustancias tóxicas. Esto produce una hiperreacción del sistema inmunológico que es el origen de multitud de patología, y de agotamiento de nuestro sistema de defensa.

Para actuar sobre seguro, podemos hacer un Test de Disbiosis Intestinal, o un Test de Intolerancias Alimentarias, donde los resultados nos van a ayudar a tener un tratamiento altamente eficaz para recuperar la  salud.

También, nuestra nutricionista Rocío del Sol, nos propone una dieta baja en Histamina.

La buena noticia, cada vez se conoce más sobre la histamina, su importante función en el organismo y  los porqués de encontrar excesos en sangre. Siendo responsables de nuestro bienestar, podemos encontrar la solución ideal para cada persona.