Podemos subir montañas, y quedarnos a vivir en las alturas para incrementar la energía, pero también lo conseguimos aquí mismo; te contamos los beneficios.

La hipoxia intermitente

El porcentaje de oxígeno a nivel del mar es de un 21%, y en sangre ronda el 100%. Cuando hablamos de hipoxia nos referimos a un nivel más bajo de oxigeno de lo normal.

Cuando éste déficit de oxigeno es controlado, obtenemos numerosos beneficios para la salud.

Te puedes ir a entrenar a la montaña, entonces, el cuerpo al adaptarse a las condiciones de menor porcentaje de oxigeno de forma natural, producirá los beneficios que buscamos.

Pero en el Centro Médico Healthing, hacemos entrenamiento de hipoxia intermitente, por supuesto de forma  controlada, ya que cada uno responde de forma personal a la reducción de oxígeno, sin tener que subir a ningún monte.

Que beneficios tiene la hipoxia intermitente en el rendimiento deportivo

Los beneficios son muchos,

  • Aumento de diferentes parámetros sanguíneos, (hemoglobina, y afinidad por el oxígeno, mioglobina, hematocrito, etc)
  • Sube el VO2máx y el número de mitocondrias.
  • Mejora la capacidad anaeróbica cuando se realiza en ejercicio.
  • Disminuye el riesgo de sobre entrenamiento.

En el deporte,

  • Mejora la resistencia y la recuperación entre sesiones.
  • Adaptación a la altitud, hasta 6.500m de altura.
  • Aumento de los vasos capilares, favorece la adaptación muscular en ejercicio.
  • Disminuye la frecuencia cardiaca y aumenta la eficiencia metabólica.
  • Mejora la oxigenación cerebral.

Pero los beneficios no son solo para deportistas

No sólo los grandes deportistas se benefician del entrenamiento en hipoxia intermitente, ya que,

  • Se consigue mejorar el descanso, disminuye el estrés.
  • Hay una mejora de la capacidad respiratoria, por lo que los que padecen patología relacionada, como asma, epoc, apnea en el sueño, salen reforzados.
  • Potencia el sistema inmunológico.
  • Disminuye el estrés oxidativo.
  • Baja el nivel de azúcar en sangre, y ayuda en la pérdida de peso.
  • Relaja la tensión arterial, resistencia periférica y arterioesclerosis, protege el corazón.
  • Efecto diurético.
  • Bienestar, mejora los síntomas de depresión y ansiedad.
  • Es una buena herramienta para diferentes patologías, como alzhéimer, párkinson, impotencia sexual, ya que aumenta los vasos capilares.

Como se realiza el entrenamiento en hipoxia intermitente

En ejercicio; a través de una máscara, haces ejercicio en una bici, en la cinta de carrera, haciendo remo, etc, y respiras aire con baja concentración de oxígeno.

En descanso; estás cómodamente sentado, respirando a través de una máscara alternando aire con baja concentración de oxígeno, correspondiente a una altitud determinada, con descansos.

El entrenamiento en hipoxia no se considera doping.

Si quieres más información, ponte en contacto con el Centro Médico Healthing

 

Puntúa este artículo