La forma de pisar no siempre es correcta. Y de ahí derivan problemas en el sistema musculo esquelético que se pueden evitar con unas plantillas personalizadas.

Las plantillas

Es muy común pisar de manera incorrecta y aún más no darse cuenta de ello hasta que aparece algún dolor o incomodidad en cualquier parte del cuerpo, por suerte hay maneras de corregir esta situación.

Las plantillas hechas a la medida son la mejor herramienta para modificar la pisada y la morfología del pie tanto en personas normales como en deportistas.

Para ello es imprescindible contar con un profesional de la podología que realice un estudio de nuestra pisada con el fin de detectar dónde, cómo y por qué nuestros pies están haciendo mal su trabajo.

Gracias a estos elementos el podólogo es capaz de corregir el andar del paciente y prevenir que sufra patologías musculo-esqueléticas que afecten su calidad de vida. El objetivo es mejorar el reparto de cargas, la elasticidad articular y de esta forma proteger tendones, articulaciones y la musculatura del tren inferior.

¿Están indicadas para cualquiera?

Para los deportistas resulta muy interesante la utilización de plantillas para mejorar su desplazamiento y además disminuir el desgaste de su calzado.

Cuando se tiene una pisada irregular al cabo de un tiempo de uso de la zapatilla se aprecia con una marcada diferencia la inclinación y desgaste de un lado más que del otro, esto a todas luces indica un grave problema que se corrige muy fácilmente.

El uso de plantillas, es imprescindible para cualquiera que necesite mejorar su forma de pisar.

En niños, su uso puede corregir defectos posturales que cogidos a tiempo previene mala formación y futuros problemas en la edad adulta.

En Healthing nos preocupamos por ti y por tu salud, por eso te recomendamos reservar una cita con nuestro podólogo Alvaro Porres, experto corredor de montaña que además de personalizar tus plantillas puede asesorarte con el tipo de zapatilla que mejor se adapta a tu pie, mejorando tu técnica de marcha o de carrera.

Alvaro nos deja éstos comentarios:

Consejos de nuestro podólogo

«Cualquier desequilibrio anatómico, por pequeño que sea, causa  la aparición de lesiones. El pie es un elemento anatómico que condiciona a todo el aparato locomotor, pero que su vez tiene gran capacidad de deformación y de producir gran cantidad de problemas s sino lo cuidamos adecuadamente.

El profesional especializado en el tratamiento de las patologías del pie es el Podólogo. Y la herramienta principal que utiliza el podólogo para prevenir la deformación en los pies, son las plantillas.

Colocar unas  bajo nuestros pies, tiene un efecto directo en nuestra forma de andar. Es por ello que debe ser adaptada de forma  personalizada.

Las plantillas personalizadas generan un efecto en nuestra pisada positivo, ya que consisten en un molde del pie, sujeto y estable, que respeta los movimientos fisiológicos para una secuencia de la marcha adecuada.

Para el podólogo, establecer un correcto tratamiento con plantillas depende un estudio biomecánico del paciente.

Un correcto estudio biomecánico para la realización de plantillas personalizadas se desarrolla en 5 pasos:

  1. Historial del paciente.

Consiste en un estudio del  historial clínico  de la persona para conocer su estado general: edad, antecedentes de lesiones, actividad diaria, tipo de calzados utilizados, peso y altura.

  1. Estudio en camilla.

Sirve para el análisis de capacidad motora del paciente, posibles dismetrías y valoración la movilidad del tren inferior.

  1. Estudio en plataforma electrónica

Es el estudio de la huella plantar  por medio de una plataforma que analiza las presiones y la secuencia de la marcha de los pies.  Es de gran ayuda en el diagnóstico de posibles sobrecargas y alteraciones posturales.

  1. Estudio del gesto de la marcha con grabación

Mediante la grabación, el podólogo es capaz de detectar patologías en directo como descompensaciones posturales, una mala técnica del gesto deportivo, torceduras de tobillo mal curadas y lesiones en pies, rodillas y/o cadera.

También nos permitirá evaluar el desgaste y la deformación del calzado. Así cómo aconsejar que calzado es el más adecuado para nuestros pies.

  1. Toma de molde.

Para la fabricación de la plantilla personalizada hay que tomar un molde del pie lo más fisiológico posible.  Este proceso es el más delicado, ya que un correcto molde producirá una plantilla estable que alargará la calidad de vida de nuestro aparato locomotor.»