Las enseñanzas del Coronavirus han sido duras de aprender. Pero no se nos van a olvidar. Las cosas que de verdad importan se han puesto donde deben, en primera posición.

Que hemos aprendido

Es verdad, lo que se aprende con sangre, se queda. Este ha sido el caso de ésta pandemia. Lo hemos pasado muy mal, mucha gente ha muerto, ha sido una experiencia traumática.

No es fácil,  cuesta recuperar la plena forma, se arrastran secuelas, pero hemos aprendido.

Y no me refiero solo a tratar éste virus, sino que las cosas por las que abogamos, no son tonterías, son importantes;  a  los que les ha cogido la guardia baja, son los que han sufrido la enfermedad del Covid 19 con mucho peor pronóstico.

Ciertas patologías, han resultado más peligrosas. Y todas mejoran cuando nuestros hábitos de vida son saludables, nuestra alimentación equilibrada, el descanso suficiente, y el ejercicio presente en nuestra rutina diaria.

Las enfermedades cardiovasculares son las que causan mayor mortalidad entre los habitantes en edad de trabajar. Aquí metemos los ictus, las enfermedades del corazón, infartos, insuficiencia cardiaca. Y demasiadas veces las personas toman una medicación de manera, eso sí, rigurosa, pero no varían sus hábitos de vida.

El tabaquismo, el consumo de alcohol, las adicciones

Todas estas sustancias alteran negativamente la salud. Los médicos en el tratamiento de pacientes en los hospitales de Covid 19, les costaba más sacar adelante a pacientes consumidores de drogas, de tabaco o de alcohol.

El sedentarismo

El ejercicio activa la circulación. No moverse, estar ante la pantalla del ordenador durante horas, y pasar sin hacer nada el día entero, es muy perjudicial para la salud cardiovascular.

Las personas que cogieron el Covid 19 y estaban en baja forma física, denotaron también una peor recuperación del virus.

La hipertensión, la diabetes, la obesidad

Los pacientes hipertensos, diabéticos, y obesos, eran más proclives a tener un pronóstico peor en la recuperación del virus.

Los consejos sobre la alimentación que deben llevar las personas afectadas por estas patologías son vitales. No se puede pensar que vamos a controlar nuestra enfermedad con medicación y siguiendo sin corregir lo más importante, que es cambiar el estilo de vida que nos ha llevado hasta la patología.

La enseñanza que nos ha dejado el Coronavirus

Nos ha enseñado con sangre, pero debemos aprender la lección. Que cuando los médicos recomiendan un tipo de alimentación, no es una manía, sino que es vital. También, que cuando se prescribe ejercicio, no es porque tengamos la obsesión de hacer supermanes, es porque es importante. Si decimos que el descanso es crucial, no es por querer hacer un país de dormilones, es porque el cuerpo, para funcionar saludablemente, necesita descanso, y gestión de estrés.

Hemos aprendido que no se  puede pretender estar manteniendo hábitos perjudiciales sin consecuencias. De pronto pueden surgir sin previo aviso, situaciones en las que se pone a prueba nuestra fortaleza,  como ha sido el caso con el Covid 19.

Que las personas que se cuidan, no solo es por apariencia externa, por tener unos cuerpos más atractivos ni una apariencia más bonita.

Cuidar la salud es tener más garantía de que cuando vienen mal dadas, vamos a tener mejores cartas.

Sacrificar nuestros malos hábitos, sustituirlos por otros que nos beneficien, es necesario.

Desde luego, cada uno puede hacer lo que piense, pero ésta pandemia nos ha dejado caer un mensaje importante que, los que tengamos algo de sentido común, debemos escuchar.

Reebok Sports Club, y el Centro Médico Healthing cubren todas las necesidades que puedes tener para ponerte en forma. Si habías perdido las buenas rutinas, te daremos las claves de motivación para que las recuperes, o, si nunca las has tenido, empieces a disfrutar de cuidar y quererte un poco más.

Que no nos pillen por sorpresa. Lo más importante es la salud. Para estar fuertes para vivir, trabajar, querer a nuestros familiares, amigos, y disfrutar  a tope de todo lo que tenemos.

Recuerda, salud, dinero y amor. Lo primero es lo primero. Sin eso, lo demás no sirve para nada.

El Covid 19 nos ha tenido en casa. Mucho tiempo. Demasiado para muchos. Pero hemos aprendido la lección.

Si hay un rebrote, que esperamos no sea el caso, nos va a coger en plena forma. El Centro Médico Healthing tiene el honor y la responsabilidad de acompañarte en éste camino.