El COI, en 1966, divulgó la primera lista de sustancias prohibidas en el deporte. A partir de aquí, el doping se persigue para conseguir que desaparezca. No va bien con el espíritu que debe tener un buen deportista.

El dopaje

El dopaje en el deporte  es la utilización de sustancias estimulantes que consiguen de una forma no natural mejorar el rendimiento en competición. A veces, éstas son utilizadas de forma intencionada, otras, no.

Los efectos secundarios, a medio y largo plazo, suponen un riesgo en la salud del que lo realiza.

  1. Es un riesgo para la salud del que lo consume, pero también es responsable  quien es cómplice del acto.
  2. Deshumaniza al deportista. Es un atentado contra la propia persona. Se sabe que también el dopaje se utiliza con los caballos. Estamos en total desacuerdo con estos usos.
  3. Es una falta de respeto al deportista limpio. Si ganas una prueba estando bajo sustancias prohibidas, estás cometiendo una trampa, una injusticia hacia el deportista que cumple las reglas.
  4. Destruye la esencia del concepto de deporte. Que es superación, esfuerzo, no el mensaje de ganar con cualquier medio.
  5. Da un mensaje dañino a la sociedad, y a los jóvenes sobre todo.

En 1988, en la famosa carrera de los 100 metros, donde había una gran competitividad entre  Carl Lewis y Ben Johnson, éste último ganó holgadamente, levantando el dedo diciendo al público que era el número 1. Famosa carrera, donde Ben hizo una marca de 9, 78sg, terminó en prueba de doping positivo, y con la medalla en el cuello de Carl.

Los mayores casos de dopaje, han sido:

  • La prohibición de la participación en los juegos olímpicos de Brasil, 2014, por descubrirse que los rusos utilizaban sistémicamente sustancias
  • Febrero 2012, Lance Amstrong reconoce haber consumido EPO y Cortisona para ganar el Tour.
  • La tenista María Sharapova, utilizaba melodium, sustancia prohibida.
  • El ciclista Alberto Contador, clembuterol.
  • Maradona, se descubrieron cinco sustancias dopantes en una prueba.
  • Marion Jones, velocista, consumía esteroides sintéticos
  • André Agassi, salió positivo en anfetaminas.
  • Ben Johnson, estanozol.

La más reciente noticia nos llega por el ciclista cántabro Juan José Cobo, al que han arrebatado el título de Vuelta a España en 2011 en favor de un británico, Froome, que llegó en segundo lugar.

El dopaje, enemigo del deporte

No es algo que hayamos inventado nosotros, tenemos noticias de deportistas que utilizaban sustancias dopantes desde los griegos en la antigüedad. Es a partir del año 1966 que el COI hace una lista de sustancias prohibidas, y empieza un control en las competiciones para poner freno a ésta locura.

Porque se utilizan a las personas de forma deshumanizada, no considerando las consecuencias negativas para la salud que puede tener ese comportamiento en busca de un record o una medalla.

El doping es enemigo del deporte, de la esencia de la competición, de sacar todo lo mejor del competidor.

Pero las personas que rodean al deportista no están para nada exentas. Son responsables ante la ley de sus actos. Entrenadores, médicos, cómplices de la mala praxis, a sabiendas de las consecuencias de sus prescripciones,  tienen responsabilidad penal ante la justicia.

La mejor forma de competir

Es ponerse en forma, hacer un plan de entrenamiento acorde con la capacidad y ambición deportiva de cada uno.

Tener profesionales que apoyen nuestras metas, como entrenadores, médicos del deporte, nutricionista y psicología del deporte, son los pilares básicos sobre los que debe asentarse un entrenamiento profundo.

El deportista de competición se la juega a un solo día. Eso conlleva gran estrés. Y por ello, la preparación es fundamental. Y no se consigue en dos días. Es todo un plan, una estrategia, confiar en las personas que dirigen y apoyan tu entrenamiento día tras día, y mantener la motivación y la perseverancia.

Implica también paciencia. Saber asimilar la derrota, aprender de ella, y volver a presentarte a la siguiente prueba, con la lección aprendida.

Es bonito escuchar el discurso de los triunfadores en la entrega de trofeos. De lo primero que se acuerdan siempre es de agradecer el apoyo de familiares y entrenadores, ya que saben, que sin ellos, el triunfo no hubiera sido posible.

Si tu ambición es de competir a alto nivel, busca apoyo,  un equipo de personas que te acompañen en ese difícil camino.

Y nunca te dejes tentar por el doping.