El Coronavirus afecta a los ojos,  Produce una infección, una inflamación de la conjuntiva. ¿Es buena idea protegernos nuestra mirada? Hay una relación entre el coronavirus y la conjuntivitis.

Las mascarillas ya son obligatorias. Después de decir que si sí, que si no, por fin nos explican que nos protege, y también a las personas con las que nos cruzamos. Lanzamos desde aquí otro frente: los ojos. ¿Debemos protegerlos?

Los antecedentes

Visto lo visto yo dejaría de confiar en los consejos dados por el gobierno, e intentaría estar bien informado sobre las formas de prevención y protección contra la infección del Coronavirus.

Han pasado dos meses para que oficialmente todos los ciudadanos deban ponerse una mascarilla para protegerse y proteger de la infección a las personas con las que nos cruzamos.

Poco a poco, vamos a ir saliendo y haciendo más actividades. Ahora, en las franjas permitidas para salir a pasear, o hacer deporte, en mi zona hay bastantes personas.

Muchas sin mascarilla. Comprendo que correr con la boca tapada es bastante incómodo, pero como nuestra Doctora Maria Jesús Nuñez  nos aconseja, es mejor llevar una protección, que aunque engorroso, nos aleje de la posible infección.

En poco, las calles y los parques estarán llenos de gente. Disfrutando del buen tiempo, y de la libertad, que ya nos toca. Probablemente, habrá personas que bajarán la guardia, produciendo repuntes en los contagiados que nos puede devolver a nuestras casas.

Que cada uno sea responsable de sí mismo, y de los que estén bajo su tutela.

El Coronavirus y la conjuntivitis

La conjuntiva del ojo es como una membrana fina que recubre todo el órgano. Al infectarse, se inflama y coge un color rosáceo, rojizo.

Se puede producir por virus o bacterias, siendo el primer caso difícil de tratar, ya que, el uso de antibióticos no lo sana.

La conjuntivitis es muy contagiosa, pasa de un huésped a otro a gran velocidad, por gestos inconscientes, por ejemplo, de tocarte la cara con algo infectado.

Nos puede costar pensar en la relación entre los pulmones, la nariz y los ojos. Pero les une una misma mucosa.

Se ha confirmado que el Covid 19 puede alojarse en la conjuntiva ocular. Sus efectos no son tan graves como cuando ataca a los pulmones o a la garganta, pero tenemos que ser conscientes de que el líquido ocular puede ser otra forma de transmisión viral.

Por lo tanto

Lo que aconsejamos es:

  • Lavarse las manos. Es lo mejor que podemos hacer. Con agua y jabón, el virus quedará completamente eliminado.
  • El distanciamiento social. Esos dos metros de distancia son vitales para evitar la propagación
  • Evitar tocarse la cara con las manos. Es un gesto tan cotidiano, que lo hacemos de manera automática. Incluso, ahora, con la mascarilla, a veces tenemos incluso más ganas de tocarnos la cara.
  • Utilizar gafas de protección. Lo pongo en cuarto lugar, pero es importante. Ya sé que no es obligatorio, pero cuanto más protegidos estemos, mejor. La conjuntiva, como hemos dicho, es una mucosa en contacto con el resto de la mucosa del organismo. No nos juguemos los ojos.

Y, como no:

  • Llevar una alimentación rica en antioxidantes. Fruta, verdura fresca, proteína de calidad y grasa saludable. Asegurarnos de que el sistema inmunológico está preparado.
  • Hacer ejercicio, tomando todas las precauciones que ya os hemos contado.
  • Tener un buen equilibrio emocional, descansar, dormir, evitar el estrés.
  • Incidir en la salud intestinal. El sistema inmune se basa en él, y la microflora patógena nos puede jugar malas pasadas. Aconsejamos un Test de Disbiosis Intestinal.

Yo ya no esperaría a que nadie venga a contarme lo contrario, aunque no sepamos a fondo cómo se comporta éste virus que tiene al mundo en vilo, que cada uno asuma la responsabilidad de su propio bienestar, asegurando de ésta manera la salud de los que nos rodean.

Tener un criterio propio, no llevar hasta el límite el permiso de aumentar nuestra movilidad ahora que parece que podemos pasar a la fase 1.

Cada persona debe conocer cuáles son sus puntos débiles, y protegerlos. Diga lo que diga la televisión.