El apio está en todas las páginas de moda de salud y nutrición. ¿Es para tanto? ¿Qué beneficios aporta ésta verdura?

El apio, sus propiedades

Es una hortaliza de la familia de las Apiaceae, al igual que las chirivías, el perejil y el hinojo.

Al apio (Graveolens rapaceum) tiene un aroma  muy especial, y una textura crujiente en sus tallos blanquecinos.

Su cultivo es sencillo, la semilla, diminuta, se cubre ligeramente con tierra y se riega durante tres a ocho semanas, o se germinan en el interior y se trasplantan a los dos meses.

Para asegurarnos que esté en buenas condiciones, el apio debe ser crujiente, no gomoso, y las hojas, verdes y frescas.

Es una hortaliza que se incorpora en nuestro plato con gran versatilidad, tanto en ensaladas, como mezclada con otras verduras, como la zanahoria, pimientos y cebollas, y en teriyaki, con salsa de naranja.

En los países asiáticos, se elabora un polvo de apio, que utilizan a modo de sal, para reforzar el sabor de los guisos.

Pero si haces con el apio una sopa, el calor va a terminar con toda su riqueza en vitaminas y minerales que tiene.

Por lo que una vez más, cocinarlos al vapor durante 10 minutos, conserva su capital nutritivo en un 83%.

A mi particularmente me encanta morder en crudo el apio, bien lavado y comerlo como aperitivo con un humus o guacamole.

Que aporta para la salud

Forma parte de todas las dietas de adelgazamiento, porque tiene muy pocas calorías, y  fibra.

Asombrosamente rico en vitamina A, todo el grupo B, y C, K,  potasio, manganeso, cobre, magnesio y calcio.

Tiene gran cantidad de flavonoides, zeaxantina, luteína y betacarotenos, que son beneficiosas para la salud cardiovascular, para la vista y la piel, refuerza el sistema inmunitario, y  es anticancerígeno.

Como dato curioso, al estudiar la alimentación en el siglo X estaba más catalogado como planta medicinal que como comida, y no es hasta el año 1900 que se introduce como verdura en EEUU.

Para resumir, podemos decir que el apio:

  • Es diurético, apto para dietas de adelgazamiento, por sus características nutricionales
  • Mejora el sistema inmunitario, por lo que es una buena idea consumirlo para combatir gripes, resfriados, convalecencia.
  • Combate la inflamación, lo recomendamos en artritis, problemas de hígado y bazo.
  • Para el aparato digestivo, su aporte en fibra contribuye al buen tránsito intestinal, coadyuvante en procesos de estreñimiento.
  • El corazón se beneficia del apio, por su aporte en antioxidantes y vitamina K.
  • El apigneno, molécula del apio, inhibe el cáncer de mama y páncreas, y estimula la función cognitiva.
  • Ayuda a equilibrar el colesterol “malo” y la hipertensión.
  • Es útil en caso de acidez estomacal. También se le atribuye la propiedad de revestir la pared del estómago de manera que se protege éste de úlceras gástricas.
  • Se utiliza en ayunos, por su gran aporte de vitaminas y minerales, y su alta tasa en fibra proporciona un efecto saciante.

Pero no pensemos que el apio es la solución a todos nuestros males, y empecemos a consumirlo diariamente. El equilibrio en la alimentación y en nuestras rutinas de vida, tanto física como emocional, es la mejor garantía de  proteger la salud.

Te proponemos una ensalada con apio…

Ingredientes: (para 4 personas)

Apio mediano, rayado

1 Manojo de espinacas, o diente de león, picado

10 hojas de albahaca, muy picado

El jugo de un limón

Una mandarina, un poco de sal marina, ¼ de piñones tostados

Para el aderezo:

El jugo de media mandarina, un poco de ralladura de la mandarina, jugo de medio limón, un chorro de aceite de oliva, un poco de miel.

Como se prepara

Se mezclan las hojas de espinacas o diente de león con el jugo de limón, se mueve bien y se deja macerar durante unos minutos.

Se añade el apio, y el resto de los ingredientes, los piñones y la albahaca.

Se vierte el aderezo, y ya está preparada una deliciosa ensalada de apio con toda su fuerza nutritiva.

El Centro Médico Healthing promueve un estilo de vida saludable, y para ello debemos tener una alimentación consciente.