La medicina alopática soluciona el asma con fármacos bronco dilatadores que sacan del episodio, pero no solventan el problema desde su origen. Te proponemos otros caminos.

El Asma y Microbiota Intestinal

Para algunos, la relación entre el asma y la microbiota intestinal puede ser como si intentamos relacionar peras con manzanas… y ni siquiera, porque al final las dos son frutas.

Acostumbrados a separar órganos y sistemas como si no tuviera nada que ver unos con otros,  en el momento de tener un problema de salud, ir directamente al síntoma, y buscar un alivio inmediato, hace que perdamos el hilo que casa, e influye de manera determinante, el síntoma con su origen.

El asma es una patología que cursa con una inflamación de las vías respiratorias, produciendo una dificultad en la respiración. Ahogo, sibilancias, mucosidad, pudiendo llegar en ataques agudos a poner en peligro la propia vida. Es por ello que debemos tomarnos muy en serio su tratamiento.

El asma puede tener distintos orígenes:

  • Alérgica, que se desencadena por la exposición a alérgenos: polen, ácaros, pelo de animal, muy frecuentemente es hereditario.
  • Estacional, aparece con la floración de ciertas plantas, pólenes; este asma desaparece al terminar éste periodo.
  • No alérgica, se produce por la exposición a sustancias como pinturas, colonias, humo, polución del aire, desodorantes, productos de limpieza… o cambios repentinos de temperatura, como un frio intenso, o el reflujo gástrico.
  • Ocupacional, inducida por exposición diaria a sustancias relacionadas con el trabajo, como el polvo de una carpintería, metales, compuestos químicos…
  • Por el ejercicio; después de realizar un deporte, un esfuerzo físico, aparecen los problemas respiratorios.
  • Nocturna, personas que al acostarse se enfrentan a ataques de asma, más o menos fuertes.
  • Emocional: el estrés, la falta de descanso, los problemas emocionales se reflejan de manera directa en el sistema respiratorio. El Doctor Juan Carlos Fernández Rodriguez, en su tesis doctoral, habla de “ los asmáticos presentan más emoción negativa que los sujetos sanos, la emoción negativa está muy en conexión con la bronco-constricción”

Esta es una división de los tipos de asma pero podríamos hacer otras, en función de la gravedad de los ataques, o de la facilidad o no de controlar los síntomas.

Los asmáticos viven con aerosoles a mano, con un par de respiraciones del producto, las vías se abren y la respiración reencuentra su camino.

Que contienen los aerosoles contra el asma

Corticoesteroides, resuelven los problemas de respiración, son eficaces, pero están hechos con cortisona.

Agonistas beta, de acción prolongada, tienen efecto 12 horas, se utilizan para pasar las noches, en combinación con los aerosoles.

Teofilina, se utiliza para controlar el asma leve. Efectos secundarios, insomnio, reflujo gastroesofágico.

Inhaladores combinados, corticoides con agonistas beta de acción prolongada.

Alivio rápido, no son para uso diario, pero sacan del ataque en segundos. Pueden producir temblor, palpitación. El Ventolín se encuentra en éste grupo de medicamentos.

Hay otra línea de actuación contra el asma bronquial a base de antihistamínicos, que consiguen eliminar la reacción del sistema inmunológico ante la exposición a los alérgenos.

En tratamientos contra el asma, es imprescindible el control por parte de un médico.

La actuación de todos estos fármacos es anular la reacción del organismo. Impedir la cascada inflamatoria, devolver al estado normal las vías respiratorias, aunque algo está pasando que origina ésta reacción que no debemos pasar por alto.

Microbioma intestinal

Hoy ya no somos ajenos a la importancia definitiva para la salud de tener una buena salud intestinal.

También sabemos que el adecuado funcionamiento del sistema inmunológico se basa en tener una buena permeabilidad intestinal, cosa que no ocurre cuando nos encontramos con disbiosis.

Las reacciones inflamatorias son fundamentales para proteger al organismo de ataques de virus, bacterias, o cualquier sustancia extraña al cuerpo, y el uso indiscriminado de químicos que anulan esta función pone en jaque a todo el sistema orgánico.

Busquemos tratar la inflamación no coartando la reacción, sino evitando desde su origen que se produzca.

Así, lo normal es que si tienes alergia al pelo de un animal, lo más recomendable es la no exposición a lo que te está causando el mal.

Las reacciones alérgicas son desproporcionadas, es como matar moscas a cañonazos. Una línea de actuación lógica y recomendable es conseguir (muy difícil, pero posible) modular la respuesta del sistema inmune ante el alergeno.

Otro dato curioso es como las personas nos acostumbramos a vivir con nuestros dolores, con deficiencias de salud. Los asmáticos se convierten en pacientes muy fuertes, acostumbrados a carecer de lo más imprescindible para la supervivencia, como es el oxígeno, se olvidan de que respirar es natural, normal.

Nuestra recomendación

Intentar llegar al origen del síntoma. Microbiota y Aparato respiratorio, son hermanos, al igual que todos los demás sistemas orgánicos.

No buscar atajos en resolver los problemas. Aunque tome tiempo, y algo de sacrificio, la recompensa vale la pena. La época de la práctica de la medicina alopática, da paso a una visión integrativa, donde el médico no solo va a recomendar un fármaco, sino que se va a preocupar de buscar el porqué de lo que está sucediendo en tu cuerpo.

En el Centro Médico Healthing trabajamos con una nueva línea de probióticos de última generación, Bromatech.

Ellos proponen una re-implantación de la microbiota en caso de necesitarla, que nos lleva  a una mejoría de la función intestinal. Con todos los beneficios para la salud que hemos aludido, como una mejoría en la inflamación orgánica, primera causa de una gran cantidad de patología, entre ella, el asma.

La solución a resolver una patología como el asma no está en la farmacia. Está en hacer algún cambio de vida, de alimentación, de gestión del estrés, del descanso. No caigas en menospreciar las emociones.

Los probióticos nos abren una puerta hacia la recuperación de la salud. Sin contraindicaciones. Hay mucho que ganar. Empecemos hoy mismo.