Los ácidos grasos son lípidos que el cuerpo no puede sintetizar por sí mismo, sino que necesita un aporte externo a través de la alimentación. Son fundamentales para el buen funcionamiento orgánico, y es uno de los más importantes suplementos a tener en cuenta para la recuperación de varios desequilibrios muy habituales hoy en día.

Los ácidos grasos esenciales

Su propio nombre lo dice: esenciales. Sin ellos, la vida no se puede dar. Pero necesitamos saber a fondo que son y porqué su consumo es tan importante para el buen funcionamiento del organismo.

Hay tres grupos fundamentales de alimentos: los lípidos, los carbohidratos y las proteínas. Una dieta equilibrada, en una persona sana, tiene que tener cada comida una proporción adecuada de cada uno de estos grupos.

Eliminar cualquiera de ellos, tiene que ser siempre bajo una supervisión por un médico que sepa muy bien lo que hace.

Vamos a ver un poco más de cerca los ácidos grasos.

Los ácidos grasos se dividen en tres grandes familias:

  • Ácidos grasos saturados, de origen generalmente animal, grasa de la carne, embutidos, mantequilla, manteca…
  • Ácidos grasos insaturados, de origen vegetal, aguacates, frutos secos. Pescado graso, arenques.
  • Ácidos grasos poli insaturados, donde encontramos dos sub-familias, la de Omega 6 y Omega 3.

El “padre” de los aceites Omega 6 es el  ácido linoleico, ALA, mientras el de Omega 3 es el ácido linolénico.

El ácido araquidónico, que produce inflamación en el organismo, proviene del Omega 6.

El EPA y DHA, provienen del Omega 3.

Ninguno de ellos lo sintetiza el cuerpo, es esencial su asimilación por la alimentación.

 

El problema que encontramos es que la proporción de Omega 3 y 6 es de 1-10, cuando debería estar prácticamente en equilibrio.

Por el contrario, el déficit de Omega 3 es tan frecuente que la suplementación es casi siempre una buena indicación para cada vez más personas.

 

¿Por qué decimos ácidos grasos esenciales el principio del fin?

Es una forma de expresar nuestra fe en la creencia de que al equilibrar el nivel de ácidos grasos esenciales en las personas, el fin de muchas patologías nos va a dar mucha satisfacción y felicidad.

Porque ya sabemos, y hemos reiterado en muchos artículos, que la inflamación está en el origen de casi todas las enfermedades.

Por lo tanto, si conseguimos mantener a raya el origen de la inflamación crónica, vamos a ver cómo deja de tener tanta incidencia patologías de muy diversa índole.

 

El peligro de las modas en las dietas

Las dietas sin control son causantes de multitud de problemas para la salud.

La alimentación saludable tiene que ser equilibrada, rica y variada, que contenga la cantidad precisa y suficiente para llevar una vida activa.

A no  ser que se requiera, por momentos especiales, por necesidad de pérdida de peso, por enfermedad o por cualquier circunstancia, no debemos privarnos de ningún grupo de alimentos, que son cada uno de ellos imprescindibles para vivir.

Conozco gente que considero inteligente, y que sin embargo, hacen locuras en el momento de comer, porque, por ejemplo, han oído decir que es muy sano comer mucha proteína, o que como la grasa engorda, la eliminan definitivamente de sus platos.

Entonces aparecen los problemas de mujeres que dejan de tener sus periodos, que envejecen prematuramente, problemas de fertilidad en hombres como esperma disminuido o débil, dolores en las articulaciones, depresiones, insomnios, y tantas otras cosas.

Otro fenómeno es las modas en cuanto a que de pronto, nadie puede estar sin comer todos los días bayas de Gojji, o coco en todas sus versiones; llegando a ser incluso un problema el cultivo de los cocoteros en sus países de origen.

El consejo es normalmente, aunque sé que pueda ser de alguna manera aburrido: el equilibrio. Y subsanar la falta de éste, con ayuda como la suplementación.

Nosotros, en Healthing, trabajamos con Puro Omega 3, empresa dedicada exclusivamente a la producción de suplementos de EPA y DHA, de la mejor calidad y a un precio razonable.

Recomendamos una visita a su página web: www.puroomega.com.