La falta de hierro es por una causa. La medicina tradicional lo soluciona con una suplementación del mineral, nosotros te damos más opciones.

El hierro

En mi jardín tengo unas hortensias que están con las hojas blanquecinas, y flores pequeñas y escasas. Se les ve carencia de minerales, pero sobre todo, están a falta de  hierro.

Hay que poner en la tierra un producto que lo contiene, también un fertilizante y tierra especial con el ph adecuado para que recobre vigor.

Porque en las plantas, como en las personas, la adecuada acidez o alcalinidad del terreno es importante a la hora de absorber bien el mineral.

Así como en una planta es fácil observar la falta de hierro, en las personas necesitamos un análisis para cerciorarnos.

El mineral es necesario para varias funciones orgánicas importantes, como la formación de glóbulos rojos,  hormonas, sistema inmune.

Tengo una amiga que está a falta de hierro. Y el médico sencillamente, le recomienda un chute de éste mineral. Probablemente es suficiente. Pero, ¿Por qué, teniendo una alimentación sana y equilibrada, tiene esta carencia?

  • Las mujeres en edad fértil, es fácil que si tienen menstruaciones abundantes, pierdan hierro y sufran anemia.
  • Mujeres embarazadas, no deben tener carencia, así como los bebés, tienen más requerimiento por la formación y crecimiento del feto.
  • Por problema de absorción a nivel intestino

Es aquí donde nos vamos a detener. ¿Qué tendríamos que mirar si no absorbemos de manera adecuada el hierro?

  1. La alimentación.

Hay dos tipos de hierro en los alimentos, el hemo y el no hemo. El primero, procede de proteína animal, el segundo, vegetal. El hemo, es el que mejor se absorbe, el segundo es más difícil.

Si eres vegano, aparte del problema obtener suficiente vitamina B12, también puedes sufrir una carencia de hierro.

Fuentes hemo: Carne roja, de ave, conejo, vísceras, mariscos de concha, berberechos, almejas, mejillones.

Fuentes no hemo: Verduras de hoja verde, espinacas, acelgas, berros, frutos secos, anacardos, nueces, pistachos, avellanas; sésamo, legumbres garbanzos, lentejas, guisantes, germinados de lentejas.

  1. La vitamina D

La falta de vitamina D impide la correcta absorción del cuerpo.

  1. El calcio

El calcio compite con el hierro a nivel intestinal.

  1. La vitamina C

Es importante tener suficiente vitamina C para incorporar el hierro en nuestro organismo.

Recomendaciones

Si te falta hierro, además de tomar en forma de pastillas tal y como te lo ha recomendado el médico, te podemos sugerir:

  • No tomes ningún alimento rico en calcio a la vez que el hierro, es posible que no lo absorbas de manera eficaz.
  • La vitamina C debe estar presente, es como la puerta de entrada del mineral.
  • Asegúrate de que tienes suficiente vitamina D, toma el sol sin crema, no a medio día, para asegurar que acumulas ésta vitamina.
  • El té también impide la absorción del hierro. Considera si no estás tomando en exceso y si es el caso, abandona el té por el momento.
  • Baño frío. Tanto como lo puedas aguantar. El frío va a mejorar la circulación sanguínea, y la formación de glóbulos rojos. Si no eres amante del agua fría, con una esponja, hazte un masaje por el abdomen en el sentido de las agujas del reloj.
  • Ejercicio. Pasear, cualquier deporte mejora la circulación, y el aporte de oxígeno a los músculos.
  • Toma un suplemento de alga espirulina, rica en hierro y minerales, es un alimento natural.

Receta

Ingredientes que no deben faltar:

Lechugas de varios tipos, berros, rúcula

Remolacha

Zanahoria

Col

Tomate

Pepino

Germinados

Frutos secos y semillas

En el aliño, incorpora un chorrito de limón, para tener la vitamina C que recomendamos. Esta ensalada, acompañada de un filete de carne o ave, de procedencia ecológica, tiene los ingredientes necesarios para ir recuperando la falta de hierro.

No tomes suplementos de hierro, si no te lo recomienda un médico. El exceso de éste mineral  produce también complicaciones en la salud.

El Centro Médico Healthing

Apoya una forma de medicina diferente, no nos queremos conformar con dar un medicamento para solucionar un síntoma, sino que nos parece más apropiado buscar  la razón última, el por qué el cuerpo está reaccionando de una manera anómala, y así nos aseguramos de que no se vuelve a repetir.

Para ello cada paciente tiene el tiempo de consulta que requiera, sin prisas, hacemos una anamnesis, historial clínico, lo más completo, para saber todas las circunstancias que rodean a la persona que acude a nuestra consulta. Porque es importante.

La persona sale de la consulta tranquila, informada, con recomendaciones no solo de medicación, sino de hábitos de vida.

El objetivo: la salud plena, no el mero estar funcionales, sino estar al 100% de nuestra capacidad.