Y EQUILIBRAR TU SUEÑO, TU ÁNIMO, TU PESO…

Si son tu punto débil y lo has probado “todo”, no te des por vencida. Detrás de una mala digestión siempre hay una causa. Descubre la tuya y ponle remedio.

Son muchas las personas que sufren continuamente “del estómago” sin encontrar alivio. Pasan por temporadas mejores y peores, pero las molestias siempre “están ahí” y, aparentemente, sin un culpable que las provoque. Es comprensible, porque en un 75% de los casos, cuando se realiza una endoscopia digestiva para comprobar el desencadenante, no se halla ningún indicio de enfermedad. Por eso la mayoría de dispepsias (el término médico que se usa para definir las digestiones difíciles) son funcionales, es decir, sin una causa específica…

Decargar el Dossier de Digestiones en PDF